Se cumple un año del terremoto en Chile

“El país necesita algo más que su reconstrucción material”, dice el arzobispo Ezzati

(J. L. Celada) El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, ha asegurado que “si queremos de verdad reconstruir Chile, no debemos pensar solo en su reconstrucción material, necesitamos algo más, algo más profundo, darle consistencia a nuestra reconstrucción”, cómo reconstruir “las estructuras de la persona y la sociedad”. Así se manifestó el también presidente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) durante la Eucaristía que presidió el 27 de febrero en la catedral metropolitana, coincidiendo con el primer aniversario del terremoto que afectó a las regiones centrales del Maule y Bío Bío, con un trágico balance de más de 500 muertos, 25 desaparecidos y 800.000 damnificados.

Durante su homilía, el prelado salesiano recordó que le tocó vivir esa catástrofe y compartir el dolor de sus fieles siendo arzobispo de Concepción, “pero como pastor he tenido también la gracia del Señor de poder acompañar a mis hermanos y hermanas abriéndoles el corazón a la esperanza”.

Ezzati defendió que “el templo más sagrado que Dios ha construido es la persona”, por lo que “deberíamos preocuparnos en primer lugar no de la reconstrucción de los templos o de las estructuras materiales, sino de las personas”. Para lo cual apeló a la solidaridad y el amor como pilares desde los que “construir un pueblo donde cada persona encuentra su espacio de honor que Dios le ha asignado, porque la gloria de Dios es la vida de los hombres, que los hombres vivan y que vivan con la dignidad de hijos de Dios”.

Atendiendo al llamamiento de la CECh de orar durante la jornada por los fallecidos en el terremoto y concretar medidas de solidaridad con los damnificados, al acabar la celebración se efectuó una colecta especial destinada a los jóvenes más vulnerables afectados por la tragedia, con el fin de ayudarles en sus estudios.

Todas las diócesis del país tuvieron un recuerdo para las víctimas del desastre natural de hace un año, pero muy especialmente las que están enclavadas en las zonas afectadas por el mismo: Rancagua, Talca, Linares, Chillán, Concepción, Los Ángeles y Temuco.

En el nº 2.744 de Vida Nueva

Actualizado
04/03/2011
Compartir