Los jerónimos ya no volverán al monasterio de Yuste

Tras la rescisión del convenio con Patrimonio Nacional, la congregación se quedará en Segovia

(Fran Otero) Los monjes de la Orden de los Jerónimos que residían en el Monasterio de Yuste se quedarán definitivamente en el Monasterio del Parral en Segovia, hasta donde habían sido trasladados de manera temporal, tal y como lo han confirmado a Vida Nueva fuentes de la orden religiosa. De este modo, se confirma que el lugar que eligió Carlos V para pasar los últimos días de su vida –propiedad del Estado y gestionado por Patrimonio Nacionalya no será habitado por religiosos.

Las informaciones en torno al cenobio cacereño comenzaron justo hace aproximadamente un año con motivo del traslado de los monjes que allí habitaban hasta Segovia.

Aunque en un principio este cambio provocó todo tipo de interpretaciones, los propios religiosos aclararon que se iban de manera temporal y en virtud de un convenio firmado con Patrimonio Nacional por obras de adaptación de espacio destinado a la comunidad.

Traslado definitivo

Sin embargo, a mediados de 2010, se formalizó el traslado definitivo, por lo que se procedería al cierre de Yuste como monasterio jerónimo.

El último paso se produjo el pasado 22 de diciembre con la rescisión del convenio firmado entre la orden y Patrimonio Nacional, encargado de gestionar el lugar.

Ahora, el monasterio de Santa María del Parral, como avanzaba hace unos días El Adelantado de Segovia, se convierte en la única comunidad de la Orden de los Jerónimos en España y en el mundo, con tan sólo once religiosos.

Al borde de la desaparición

No  es la primera vez que los jerónimos se encuentran en una situación delicada. La Desamortización de Mendizábal dejó a los religiosos al borde de la desaparición.

A pesar de todo, consiguieron restaurar cuatro monasterios a mediados del siglo XX, que se quedaron en dos a finales de los años 70 por la escasez de vocaciones.

Ahora echa el cierre el emblemático Monasterio de Yuste. Justifican “causas internas y externas”, aunque sigue pesando que pocas personas ven hoy atractiva esta forma de Vida Religiosa.

Actualizado
14/01/2011
Compartir