El arte sacro protagonizará también 2011

(Juan Carlos Rodríguez) Seis paradas obligatorias para el 2011. Entre la programación cultural que será noticia el próximo año destacamos seis grandes exposiciones que tendrán como protagonista el arte sacro: las nuevas ediciones de Las Edades del Hombre (Medina de Rioseco y Medina del Campo) y La Luz de las Imágenes (Alcoy) destacan por encima de todo, junto a la muestra de Salzillo en Madrid y el regreso de una exposición de José de Ribera, centrada en su época en Roma, al Museo del Prado. Además, Valencia celebra la conmemoración del 400º aniversario de la muerte del patriarca san Juan de Ribera en Valencia y el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) traslada por unos meses sus exquisitos fondos románicos a la Fundación Mapfre en Madrid. Durante los próximos doce meses también hablaremos de otras iniciativas culturales y religiosas, como la exposición y actos conmemorativos del Milenario del Monasterio de San Salvador de Oña (Burgos).

‘Passio’

(Las Edades del Hombre). Medina de Rioseco y Medina del Campo

Regresa Las Edades del Hombre. La etapa que emprende el nuevo comisario, Óscar Robledo, con un nuevo modelo que definitivamente abandona las sedes episcopales, se celebrará entre mayo y noviembre de 2011. Las Edades del Hombre retoma así en 2011 su ciclo de exposiciones. Lo hará en la Diócesis de Valladolid, entre la Iglesia de Santiago el Real de Medina del Campo y la de Santiago Apóstol, también conocida como Iglesia de Santiago de los Caballeros, de Medina de Rioseco. Son los templos seleccionados por la Fundación para albergar las 200 piezas que, bajo el título de Passio, ilustrarán la Pasión de Cristo en el arte de Castilla y León. La 16ª muestra de Las Edades, muy esperada gracias a los más de diez millones de visitantes que han pasado por sus sucesivas exposiciones desde que hace más de dos décadas, arrancará en la Catedral de Valladolid de la mano de José Velicia, se inaugurará en mayo y se prolongará hasta noviembre. Una corona de espinas dispuesta en forma de medio arco, sobre fondo negro y con la inscripción “Passio” (del latín, Pasión) en su interior, conforma el cartel, creado por  Juan José Fernández y Jesús San José, profesores de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Valladolid. La gran novedad de Passio será que, por primera vez, Las Edades contrastará dos épocas y confrontará dos modelos estéticos, ya que, junto a obras de autores y estilos antiguos, se mostrarán también creaciones de artistas castellanoleoneses del siglo XX que han abordado la temática religiosa.

‘Camins d’Art’

(La Luz de las Imágenes). Alcoy

Mientras, la Fundación La Luz de la Imágenes prepara otra nueva exposición, Camins d’Art, que se celebrará en Alcoy (Alicante) entre marzo y diciembre, y en la que reunirá 256 obras de arte, entre pinturas, esculturas, tejidos, orfebrería y documentos, procedentes en su mayoría de iglesias y conventos de las comarcas de L’Alcoià y El Comtat. La muestra tendrá como sedes la Iglesia de Santa María, la capilla de la Mare de Déu y el antiguo asilo de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados. Los tres templos han sido restaurados por la Fundación, que, además, ha intervenido la fachada lateral norte de la Iglesia de San Mauro y se dotará de un nuevo sistema de iluminación a la Iglesia de San Jorge como culminación a su proceso restaurador. El amplio proceso de restauración previo a la muestra incluye más de setenta obras entre esculturas policromadas, frescos y documentos. Destaca la talla de San Mauro, datada en 1633, año en el que el santo fue elevado a patrono de Alcoy, procedente de la Iglesia de San Mauro; así como un San Mauricio, patrón de los tintoreros, datada en el siglo XVI (Iglesia de San Roque y San Sebastián) o el Niño Jesús de la Pasión, del siglo XVIII. En el conjunto de obras pictóricas destaca la Virgen de Montserrat, del siglo XV, atribuida a Bertomeu Baró y procedente de la Parroquia de la Asunción de Penàguila.

El esplendor de Salzillo. Madrid

Detalle de 'La última cena', de Salzillo

Otro gran proyecto para 2011 es llevar la obra del escultor Salzillo a Madrid. En primer lugar, con la recuperación artística y técnica de las imágenes. La exposición del artista murciano será, según prometen desde la Obra Social de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), patrocinadora de la muestra, espectacular. Ya han dado los primeros pasos. Buscan una sala de categoría (está prácticamente decidido que será el Centro Cultural Conde Duque) y ya han comenzado a inventariar las posibles piezas para mostrarlas entre septiembre y noviembre de 2011. El Belén de Salzillo será, sin duda, una de ellas y tendrá un gran peso dentro de la exposición por su singularidad y calidad. Pero la gran estrella será el paso de La Santa Cena (1763), que podrá verse unos meses antes, el 19 de agosto, en la “primera estación” del Vía Crucis que se celebrará entre la Plaza de Cibeles y la Plaza de Colón con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, que constituirá, junto a su función evangelizadora, un acontecimiento artístico de primer orden, con tallas de Gregorio Fernández, La Roldana o, ya en el siglo XX, de Mariano Benlliure y otros imagineros como Francisco Palma, Castillo Lastruci, Collaut-Valera, Fernández-Andes, Francisco Pinto o Manuel Ramos Corona.

El joven Ribera. Madrid

Alrededor de treinta pinturas realizadas por José de Ribera ‘El Españoleto’ (Játiva, Valencia, 1591-Nápoles, 1652) en Roma en torno a los años 1610-1616 y durante los primeros años de su actividad en Nápoles, se podrán ver en la exposición que prepara el Museo del Prado para el próximo mes de abril. Este nuevo proyecto dará a conocer uno de los sucesos más importantes que han tenido lugar recientemente en relación con un pintor español: la reconstrucción de la actividad de José de Ribera en Roma durante esta época de su vida, hasta hace poco apenas conocida. Los estudiosos han logrado establecer un catálogo de varias docenas de obras y definir con precisión la aportación del artista al caravaggismo local. Un episodio destacado de ese proceso fue la adquisición por el Prado de La resurrección de Lázaro. Para dar a conocer esa actividad temprana del pintor y crear un contexto que permita entender mejor este cuadro, se ha organizado esta muestra que se podrá ver desde el 5 de abril hasta el 31 de julio de 2011 en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca.

San Juan de Ribera. Valencia

'Art', de Ramón Castañer, una de las obras reunidas por la Fundación 'La luz de las Imágenes'

Otro Ribera será protagonista en Valencia. La Generalitat ha declarado 2011 como Año del Patriarca San Juan de Ribera (Sevilla, 1532- Valencia, 1611) con el objetivo de “dar a conocer a todos los ciudadanos” la  labor que llevó a cabo el que fuera arzobispo de Valencia y patriarca de Antioquía a finales del siglo XVI y principios del XVII. Lo hará a través de un programa de actividades culturales, en el que destaca una gran exposición con fondos del Real Colegio Seminario del Corpus Christi de Valencia, conocido como Colegio del Patriarca y fundado por Ribera en 1583. Así, el Institut Valenciá de Conservació i Restauració de Béns Culturals (IVC+R) está restaurando más de 50 obras entre pinturas, dorados, obra gráfica, material de archivo, textiles y esculturas para poder exhibirlas en 2011. Por ejemplo, del lienzo Curación del paralítico, del murciano Pero Orrente, figura clave en la configuración de la pintura naturalista barroca valenciana del siglo XVII, o del Descendimiento, una tabla copia de Roger Wan Der Weyden llena de sorpresas. El próximo año se celebrará el 400º aniversario de la muerte del religioso y mecenas, lo que se aprovechará para difundir su legado como “uno de los personajes que han marcado la cultura y la historia valencianas”, según la consellera de Cultura de la Generalitat Valenciana, Trini Miró. Durante su pontificado en el Arzobispado de Valencia, Ribera fundó 83 conventos. Fue beatificado por Juan XXIII en 1960.

El románico del Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC). Madrid

La restauración del Museo Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) le ha hecho cerrar provisionalmente sus salas de arte románico, colección que llegará a Madrid para exhibirse del 8 de febrero al 15 de mayo en la Fundación Mapfre. Así, 60 obras del románico viajarán en puente aéreo, mientras terminan las obras en el museo barcelonés, que reabrirá sus salas totalmente renovadas a principios del verano. No obstante, el Museo no cierra sus estancias de exposiciones temporales, en las que se abrirá la muestra Realisme(s). L’empremta de Courbet, que pondrá en relación al “padre del realismo” con el catalán Ramon Martí i Alsina y con sus pintores referentes: Velázquez, Ribera, Murillo y Rembrandt.

jcrodriguez@vidanueva.es

En el nº 2.735 de Vida Nueva.

Actualizado
23/12/2010
Compartir