Yahya Pallavicini: “Los musulmanes europeos viven su fe con mayor naturalidad en un Estado con identidad cristiana”

Vicepresidente de la Comunidad Religiosa Islámica de Italia

(Darío Menor) Existe un islam europeo; representa una dimensión espiritual, doctrinal y ritual del islam tradicional en armonía con el contexto de una sociedad moderna, democrática, multirreligiosa y multicultural, sin guetos ni extremismos y con una sensibilidad por el principio sagrado de la vida y por el respeto a la creación”. Yahya Pallavicini, vicepresidente de la Comunidad Religiosa Islámica (Coreis, principal agrupación de los musulmanes transalpinos) y uno de los imanes más respetados de Italia, es uno de los rostros de ese islam europeo. Impulsor de “Una palabra común” (iniciativa de diálogo entre musulmanes y cristianos), asesor de varios Gobiernos occidentales para la integración de los inmigrantes islámicos y la lucha contra el radicalismo, y consultor de la Alianza de las Civilizaciones, acaba de publicar en Italia un libro analizando la sura del Corán sobre la Virgen María.

¿Existe un islam europeo? ¿Cuáles son sus características?

Sí, existe en la sociedad contemporánea desde hace generaciones y en la historia de nuestro continente desde hace siglos. El pueblo occidental ha desarrollado relaciones y conflictos con los musulmanes en Oriente con resultados positivos y negativos en lo comercial, político, cultural y religioso. Desde el siglo pasado viven en Europa familias de musulmanes autóctonos e inmigrantes que estudian, trabajan, aman y rezan junto a europeos de otras religiones, culturas y profesiones. El islam europeo se caracteriza por saber representar una dimensión espiritual, doctrinal y ritual del islam tradicional en armonía con el contexto de una sociedad moderna, democrática, multirreligiosa y multicultural, sin guetos ni extremismos y con una sensibilidad por el principio sagrado de la vida y por el respeto a la creación y a todos los creyentes.

¿Dónde se sienten mejor los musulmanes europeos: en un Estado con una identidad religiosa clara o en un Estado laico?

Cuando los musulmanes viven en un Estado con una fuerte identidad cristiana pueden encontrar una mayor sintonía fraterna y vivir su fe con mayor naturalidad y comprensión, en una integración armoniosa entre responsabilidad religiosa y civil. En cambio, cuando viven en un Estado laico tienen que aprender a dialogar con las instituciones para presentar su derecho de libertad religiosa y trabajar para obtener la salvaguarda de su culto y de la organización de la propia confesión religiosa en el marco del pluralismo religioso y el respeto de las leyes. Los problemas nacen cuando un Estado confesional tiene una política discriminatoria frente a una religión en particular o cuando un Estado laico niega a los creyentes la práctica de su religión, convirtiéndose en un Estado totalitario y ateo.

¿Es el islam una parte de la cultura occidental?

Algunos intelectuales como Ibn Sina, Ibn Rushd e Ibn ‘Arabi y científicos como Al-Idrisi e Ibn Battuta, todos musulmanes, han contribuido con su saber a la filosofía y la sociedad europea, y al desarrollo de una sensibilidad espiritual y un progreso en la vida de los europeos.

¿Es posible la integración total para un inmigrante musulmán en la sociedad europea o norteamericana?

El imán con José M. Durao Barroso

La integración será completa si no se pretende una asimilación radical o que reniegue artificialmente de sus raíces históricas y culturales. Ser plenamente europeo o norteamericano significa participar activamente con todas las facultades intelectuales propias en el crecimiento del sistema occidental, así como en la realización compartida de un bien común en el que todos los ciudadanos se enriquecen respetando los principios universales de la ética y de la solidaridad. La educación intercultural y el diálogo interreligioso son algunas de las características de la sociedad europea que acoge occidentales y orientales desde Marruecos hasta Japón, Canadá o Nueva Zelanda, sin perder nunca su propia identidad.

¿Por qué se dan casos de violencia familiar contra mujeres e hijas de inmigrantes musulmanes que quieren integrarse en la sociedad occidental?

Toda violencia está causada por la ignorancia. La violencia contra mujeres adultas o jóvenes es un signo de barbarie y prepotencia y no puede excusarse nunca en razones religiosas, culturales o familiares. Desgraciadamente, la ignorancia y la prepotencia a veces instrumentalizan motivaciones culturales o incluso religiosas, pero se trata de un falso uso de la cultura y de la religión y de un modo deshonesto de afrontar la ignorancia y maldad propia.

¿Piensa que en Europa hay islamofobia?

El miedo al islam y el antisemitismo son símbolos de la decadencia cultural de una minoría de europeos que intenta promover el exclusivismo cultural, étnico o religioso para justificar un monopolio de poder y de fe. Miles de cristianos durante las guerras entre los católicos y protestantes; millones de judíos durante la guerra racista de los nazis y miles de musulmanes en Bosnia han sido víctimas de limpiezas étnicas o de guerras fraticidas promovidas por corrientes totalitarias y arrogantes. En muchos países europeos hay líderes políticos que basan su éxito en la provocación de un conflicto psicológico basado en las reivindicaciones de identidad.

¿Por qué es importante el diálogo interreligioso para los musulmanes?

Pallavicini saludando a Benedicto XVI

Es importante para todos los creyentes, ya que se trata de un momento para profundizar en la espiritualidad y realizar una reflexión doctrinal. En estos tiempos es muy útil para afrontar fraternalmente los desafíos y las crisis internacionales.

¿Cuáles son los resultados concretos de proyectos de diálogo como la Alianza de Civilizaciones o el de “A Common Word” (“Una palabra común”)?

La Alianza de Civilizaciones es una gran oportunidad de contacto y colaboración entre instituciones y sociedad civil internacional para desarrollar un trabajo acerca de los desafíos entre pueblos. “A Common Word” ha abierto un nuevo ciclo de relaciones entre teólogos cristianos y doctos del mundo islámico basado en el mandamiento del amor a Dios y al prójimo. Cristianos y musulmanes deben ser consecuentes con su responsabilidad de gestión y testimonio de una perspectiva de paz concreta que se debe realizar en cada región de la Tierra en el recuerdo del amor a Dios y al prójimo. En Europa e Italia hemos promovido el tratamiento de estos temas a nivel educativo y juvenil y hemos insertado estos contenidos también en los proyectos de formación para la integración de inmigrantes musulmanes y las nuevas generaciones.

¿Resulta más difícil ser musulmán en Italia que en otro país europeo?

Lo importante es intentar vivir como un ciudadano europeo y un fiel creyente en un mundo profundo, honesto y abierto al respeto de las diferencias entre ciudadanos y creyentes, sin confundir la identidad nacional o cultural con la identidad espiritual.

dmenor@vidanueva.es

En el nº 2.733 de Vida Nueva.

Actualizado
10/12/2010
Compartir