Llamados a construir una patria grande para todos

Argentina acogió el XVII Congreso Latinoamericano y Caribeño de Cáritas

(Washington Uranga– Buenos Aires) Hemos oído los gritos y los clamores de hermanos y hermanas que sufren pobreza e injusticias: clamor por el empobrecimiento, la inequidad y la exclusión, por los nuevos rostros de la pobreza; clamor por un sistema económico que genera estructuras injustas y profundiza la inequidad; clamor por la violación de los Derechos Humanos manifestados en desplazamientos forzosos, violencia armada y doméstica, secuestros, narcotráfico, crimen organizado, sicariato, limpieza social, trata y tráfico de personas”. Así se pronuncia el documento final emitido por los más de 180 delegados que participaron en el XVII Congreso Latinoamericano y Caribeño de Cáritas, celebrado en Pilar, cerca de Buenos Aires, del 11 al 16 de octubre.

Participantes de otras partes del mundo –provenientes de Cáritas Internacional, Catholic Relief Service, Cáritas España, Alemania y Francia, y del Departamento Justicia y Solidaridad del CELAM–, aportaron su mirada a los representantes latinoamericanos y caribeños, quienes renovaron su deseo y compromiso de “contribuir para que se haga realidad en nuestros pueblos el Reino de Dios en justicia social y caridad cristiana, promoviendo y valorando la dignidad humana y el valor supremo de cada hombre y mujer”, además de “ratificar la opción preferencial por los pobres y excluidos, acompañándolos en sus luchas y contribuyendo para que se transformen en sujetos de su propio desarrollo”.

En la apertura, la secretaria general de Cáritas Internacional, Lesley-Anne Knight, afirmó que “la pobreza es un fenómeno mundial y cada día más podemos encontrar a los pobres en países de mediano ingreso, e incluso de alto ingreso. Es un problema con el que ustedes están demasiado familiarizados en América Latina, donde muchos países han experimentado crecimiento económico; pero grandes grupos de personas están excluidos del desarrollo que está ocurriendo a su alrededor”, advirtió. Knight denunció que “conforme aumenta la brecha entre ricos y pobres, los más pobres del mundo son los más afectados por los retos adicionales que plantea el cambio climático, el alza en los precios de los alimentos y los prolongados efectos de la crisis financiera mundial”, tres desafíos que “ilustran la naturaleza globalizada de la pobreza: cómo los pobres pueden ser víctimas de eventos y acciones que ocurren a miles de kilómetros de ellos, y sobre los que no tienen ninguna influencia”, explicó.

El obispo argentino Fernando Bargalló, reelegido como presidente de Pastoral Social-Cáritas de la región, sostuvo, por su parte, que, “reconociendo el don que para nuestros pueblos significa el Documento de Aparecida y asumiéndolo como marco fundamental de nuestros trabajos”, duele seguir constatando que “el continente con mayor número de católicos sea también el de mayor inequidad social. Es nuestra patria grande, pero lo será realmente ‘grande’ cuando lo sea para todos, con mayor justicia. De ahí la fuerza y mordiente del lema que nos anima: En Cristo, construyendo una América para todos, insistió.

“El concepto de cero pobreza es desafiante”, dijo la secretaria general. “Sabemos –añadió– que en nuestro mundo siempre habrá personas más ricas o más pobres que otras, y habrá gente que necesita nuestra ayuda”. De ahí que “comprometernos con el objetivo de cero pobreza expresa nuestro deseo de lograr un verdadero cambio, de ponerle fin al escándalo de la pobreza extrema”. “Nuestro deseo –concluyó Knight– de lograr un mundo donde cada mujer y hombre pueda vivir con dignidad y en paz, y realizarse como ser humano”.

————

II FORO REGIONAL DE GÉNERO


Bajo el lema Migración y sus impactos en la vida de hombres y mujeres en América Latina y El Caribe, se celebró también en Buenos Aires el II Foro Regional de Género. En el mismo, los participantes reflexionaron sobre “Tráfico y trata de personas”, “Migración y Derechos Humanos” y “Migración y trabajo doméstico”, a partir de las experiencias presentadas por el Episcopado de EE.UU., Pastoral Social-Cáritas Ecuador y la Pastoral de Movilidad Humana de Chile, respectivamente.

Con la contribución de expertos, se trabajaron temas tales como la realidad de la migración en el continente y el impacto en la población, la contribución de la teología a la equidad entre sexos, la perspectiva de género en Pastoral Social-Cáritas y algunos aportes metodológicos para “transversalizar” dicha perspectiva.

Publicado en el nº 14 de Vida Nueva Colombia.

Actualizado
10/11/2010
Compartir