Para el cardenal Amigo, la Ley del Aborto es “injusta” y “humanamente repugnante”

El arzobispo emérito de Sevilla considera que “no puede haber una ley para la muerte”

(Vida Nueva) El cardenal Carlos Amigo Vallejo, que considera que “la ley merece todo el respeto del mundo, es el esplendor de la justicia y del derecho”, cree que “no puede haber una ley para la muerte, para la aniquilación del inocente, para la destrucción del débil”, en alusión directa a la Ley del Aborto, tema al que el purpurado dedica la columna que publica en su próximo número Vida Nueva (nº 2.626).

Para el arzobispo emérito de Sevilla, dicha ley “es abiertamente injusta, porque conculca el derecho más fundamental que puede tener un individuo, como es el de poder vivir”.

Asimismo considera que es una ley “falsa y engañosa, que se esconde bajo la capa de una demanda social inexistente”, así como “hedonista”, “antipedagógica” y “humanamente repugnante, pues olvida los más grandes sentimientos que puede tener la persona, como es el amor a sus hijos. Por el contrario, esta ley invita a la destrucción del fruto de sus entrañas”.

Más información en el nº 2.726 de Vida Nueva. Si es usted suscriptor, vea la columna completa aquí.

Actualizado
19/10/2010
Compartir