Escribano, un obispo en actitud de servicio constante

Más de 2.000 fieles en la toma de posesión de la diócesis de Teruel y de Albarracín

(Marina de Miguel) Ante la atenta mirada de los más de 2.000 fieles que se congregaron el pasado día 26 en la S.I. Catedral de Teruel, Carlos Manuel Escribano fue ordenado obispo y tomó posesión de la diócesis de Teruel y de Albarracín. La homilía, celebrada a las 17.30 horas, estuvo presidida por el cardenal Rouco Varela, el nuncio Renzo Fratini y Elías Yanes, arzobispo emérito de Zaragoza. También participaron tres arzobispos, 20 obispos y más de 200 sacerdotes, así como diversas autoridades civiles.

Buscad primero el Reino de Dios y su Justicia, palabras extraídas del Sermón de la Montaña, es el lema elegido por el nuevo prelado para su ministerio episcopal. “En un día cómo éste, quisiera no hacer grandes propuestas, sino ponerme a la escucha para que sea el Señor quien vaya suscitando lo que más conviene en la edificación del Pueblo Santo de Dios”, señaló en su saludo.

También ratificó su “actitud de servicio constante”. En primer lugar, a la Iglesia de Teruel y de Albarracín, para lo que contará, según añadió, con los sacerdotes, los religiosos de vida activa y contemplativa, los fieles laicos y las familias cristianas. Luego, a la sociedad, por lo que manifestó su deseo de tender la mano a las autoridades y a las instituciones que representan.

Finalmente, servir a los pobres: “Tengo la certeza de que en el rostro del que sufre se puede encontrar al Cristo mismo”, afirmó, acordándose, además, de los enfermos, de los que están lejos o solos y de quienes han sufrido el zarpazo de la crisis.

Nacido el 15 de agosto de 1964 en Carballo (A Coruña), Carlos Manuel Escribano pasó su etapa de adolescencia y juventud en Monzón (Huesca). Es diplomado en Ciencias Empresariales, carrera que desempeñó varios años en empresas del municipio oscense. Mas tarde ingresó en el seminario de la diócesis de Lleida y fue enviado por su obispo al Seminario Internacional de Bidasoa. Ordenado sacerdote en Zaragoza en 1996 por Yanes, ha desempeñado su ministerio en las parroquias de Santa Engracia (como vicario parroquial, 1996-2000, y como párroco, 2008-2010) y del Sagrado Corazón de Jesús (2000-2008), en dicha ciudad.

En la diócesis de Zaragoza ha ejercido de arcipreste del arciprestazgo de Santa Engracia (1998-2005) y vicario episcopal de la Vicaría I (2005-2010). Como tal, ha sido miembro de los Consejos Pastoral y Presbiteral diocesanos.

El pasado 20 de julio, Benedicto XVI le nombró obispo de Teruel y de Albarracín, sucediendo a José Manuel Lorca Planes, nombrado prelado de Cartagena en julio de 2009.

En el nº 2.723 de Vida Nueva.

Actualizado
01/10/2010
Compartir