Danneels desmiente que pidiera silencio a una víctima de pederastia

El cardenal belga aclara el contenido de unas grabaciones filtradas por la prensa del país

El cardenal Danneels, camino de la Fiscalía donde declaró el pasado mes de julio

(Vida Nueva) El cardenal Godfried Danneels, arzobispo emérito de Bruselas, ha asegurado que no trató de ocultar el caso de pederastia del antiguo obispo de Brujas, Roger Vangheluwe. Con una declaración distribuida por su portavoz, Toon Osaer, el antiguo primado de Bélgica desmiente las informaciones publicadas el 28 de agosto por dos diarios belgas, que filtraron unas grabaciones en las que, supuestamente, el purpurado pedía a la familia de la víctima que mantuviera el asunto en secreto.

En el comunicado, el portavoz asegura que “el cardenal accedió a una petición de la familia para ser mediador dentro del círculo familiar a raíz de este abuso. En este contexto confidencial de una reunión de familia, se examinaron diferentes soluciones de cara a una reconciliación”, añade Osaer, quien asegura que “en ningún momento, se ejerció presión ni sobre la familia ni sobre la víctima para que mantuvieran los hechos en secreto”.

En el documento se reitera que el cardenal Danneels “condena el abuso cometido por el antiguo obispo y que lo deplora profundamente”, al tiempo que “manifiesta también su decepción por el hecho de que se haya registrado y publicado una conversación confidencial, sin que se advirtiera a las partes presentes”.

Desagradables polémicas

No es éste el primer episodio desagradable en el que se ha visto implicado el cardenal Danneels en los últimos meses en relación con los casos de pederastia realizados por algunos miembros de la Iglesia. El 24 de junio, en busca de archivos relacionados con estos delitos, la Policía belga registró la sede de la Conferencia Episcopal, el antiguo domicilio del prelado y la catedral de Saint Rombaut.

Tan sólo unos días después, a principios de julio, el arzobispo emérito de Bruselas fue interrogado en la Fiscalía como testigo de la Policía judicial en el caso ‘Dutroux’, un suceso ocurrido en los años 90 en el que dos niñas fueron secuestradas, torturadas y asesinadas por Marc Dutroux, condenado a cadena perpetua en 2004. Tras las interpretaciones que sobre este hecho se hicieron en la prensa, la Fiscalía desmintió cualquier implicación del purpurado en el caso.

————

INFORMACIONES RELACIONADAS

Actualizado
01/09/2010
Compartir