Jóvenes en el Camino: ‘Una ampolla vale más que mil palabras’

El obispo Ciriaco Benavente cuenta su experiencia con ellos en la peregrinación a Santiago

(Vida Nueva) El obispo de Albacete, Ciriaco Benavente, que en agosto ha peregrinado a Santiago de Compostela con un grupo de jóvenes de distintas diócesis y otros prelados, asegura en la columna que publica en su próximo número Vida Nueva que “la experiencia fue tan dura como para que algunos días doliera cada milímetro del cuerpo, pero tan plena como para que la alegría reventara por cada poro”.

En su artículo titulado Una ampolla vale más que mil palabras, Benavente asegura que ha visto a estos jóvenes “dormir sobre esterillas, pasar fríos y calores, caminar en silencio o cantar con los pies destrozados” y que, tanto él como el resto de obispos “nos hemos sentido entre ellos como en casa”.

El obispo de Albacete afirma que “la mayoría participaba con un interés admirable en los ratos de oración, en las catequesis del Camino, en la Eucaristía”, lo que le lleva a concluir que “cuando al joven se le pide poco, no da nada; cuando se le pide mucho, lo da todo. Pero hay que sacarle del ambiente trillado, ponerle en situación”.

Por todo ello, el prelado asegura no comprender “que haya gente de Iglesia cuyos prejuicios les llevan a despreciar estas movidas’”.

Más información en el nº 2.719 de Vida Nueva. Si es usted suscriptor, vea la columna completa aquí.

————

INFORMACIÓN RELACIONADA

Actualizado
30/08/2010
Compartir