La concertada pide a Gabilondo que escuche sus propuestas

Educación trabaja en un decreto que modifique la concesión de los conciertos

(Miguel Ángel Malavia) “Yo soy partidario de que los centros sean plurales, abiertos e inclusivos”. Así se expresó, el pasado 6 de julio, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, a la vez que reiteró que la escuela concertada debe tener “derechos y obligaciones” y dejó clara su disconformidad con el hecho de que, a su juicio, la mayor parte de los alumnos con necesidades escolares especiales (en su mayoría, inmigrantes o con alguna discapacidad) estén en la escuela pública.

Estas declaraciones fueron realizadas el mismo día en que su Ministerio presentó al Consejo Escolar del Estado un decreto que revisaría puntos clave en el modelo de asignación de conciertos, vigente desde hace 25 años.

Entre los principales, que afectarían al conjunto de centros concertados, estarían el incentivar con fondos públicos a los que potencien la recepción de alumnos con necesidades, que los conciertos tengan una duración máxima de seis años o que las comunidades autónomas sean las que fijen los criterios a seguir a la hora de estudiar su asignación.

A expensas de que se concrete el proyecto, Luis Centeno, responsable de Asuntos Jurídicos de Escuelas Católicas (que integra a unos 2.000 centros concertados), critica la precipitación ministerial. Tal y como revela a Vida Nueva, “no ha habido tiempo de incluir las propuestas de la Mesa de la Enseñanza Concertada”, que se constituyó el pasado 10 de junio.

Entre las propuestas de la Mesa figuraban el respeto al régimen privado de los centros concertados o que los conciertos sean renovados de forma automática siempre que cumplan los requisitos establecidos. Ahora, todo depende de Educación. Pese a no figurar las propuestas de la Mesa en el borrador que ha llegado al Consejo Escolar de Estado, “el Ministerio tiene plena libertad para introducir los cambios que quiera”. De ahí que Centeno inste a Gabilondo a que “respete las solicitudes” que ha recibido de la escuela concertada.

El directivo de Escuelas Católicas considera que prevalecen los estereotipos ideológicos que hacen ver que los centros concertados no quieren acoger a inmigrantes y alumnos con discapacidades. Así, considera las declaraciones de Gabilondo, en las que les pedía ser “inclusivos”, como “sesgadas”: “No se debe hacer demagogia con esto, es algo muy serio”.

Más información en el nº 2.716 de Vida Nueva. Si es usted suscriptor, lea la noticia completa aquí.

Actualizado
16/07/2010
Compartir