La acogida y la integración empiezan por los más pequeños

La Iglesia peruana celebró la Semana Nacional del Migrante y su Familia 2010

(Óscar Bermeo– Lima) La Iglesia en el Perú, a través del Departamento Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) promovió, del 1 al 7 de junio, la Semana Nacional del Migrante y su Familia, con especial atención este año a los menores de edad que participan en tales fenómenos. La campaña acogió la reflexión sobre los emigrantes y los refugiados menores de edad que hiciera Benedicto XVI en su mensaje para la 96ª Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado 2010.

Diversas jurisdicciones eclesiásticas, parroquias, grupos pastorales y comunidades religiosas se reunieron durante una semana para dialogar sobre los impactos sociales de la movilidad humana. Las actividades tuvieron como líneas de trabajo las orientaciones de la Iglesia sobre la migración y el involucramiento del Gobierno y la sociedad civil.

En cada uno de estos grupos pastorales se trabajó con material informativo y de sensibilización distribuido por el Departamento Pastoral de Movilidad Humana. Un material, compuesto por afiches, dípticos y un guión litúrgico, que fue elaborado con el apoyo del Catholic Relief Services (CRS), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y Cáritas Perú; y la asesoría especializada de investigadores, teólogos, antropólogos y otros estudiosos.

Mediante talleres, debates, conversatorios y dinámicas teatrales, los participantes conocieron y analizaron las diversas realidades que viven los menores cuyos padres han emigrado al exterior o los que atraviesan con sus familias el proceso de la migración interna. Durante estos días, se identificaron algunas amenazas como la soledad, el abandono, la explotación laboral, la explotación sexual, o la trata de personas, entre otras. Al finalizar cada sesión, cada grupo estableció recomendaciones y sugerencias.

Las conmemoraciones por la Semana del Migrante también presentaron conferencias magistrales, a las que asistieron diversas autoridades civiles y eclesiásticas del país, escolares, maestros y público en general. En ellas se informó sobre la situación actual de los menores en América Latina, se dieron a conocer los instrumentos legales –nacionales e internacionales– que defienden los derechos del menor y se compartieron experiencias positivas de ayuda social a los menores expuestos a maltratos y abandonos.

La celebración central tuvo lugar el domingo 6 de junio, coincidiendo con la solemnidad del Corpus Christi, en la parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, sede de la Pastoral del Migrante de la diócesis del Callao, y fue presidida por Daniel Turley, presidente del Departamento Pastoral de Movilidad Humana de la CEP. A la misma asistieron una gran multitud de feligreses, autoridades y un significativo número de inmigrantes.

Durante su homilía, el también obispo de Chulucanas exhortó a la sociedad a sensibilizarse con las diferentes realidades que viven los menores de edad implicados en las migraciones internas y externas. Asimismo, señaló que la migración es un proceso complicado, sin dejar de tener efectos positivos, tanto para los que migran como para los que se quedan.

Como cierre, se realizó un festival gastronómico-cultural del migrante, donde los asistentes pudieron degustar variados platos y disfrutar de actividades culturales de diferentes países y regiones del Perú.

La Semana del Migrante constituye un espacio donde la Iglesia busca concienciar a los potenciales migrantes para una movilización segura y estimula a la sociedad receptora a tener una actitud acogedora y respetuosa con el migrante, buscando su pronta integración.

————

CIFRAS Y PERFILES


Según el último informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), durante el pasado mes de abril, más de 187.500 peruanos salieron al exterior. La cifra superó en un 7% el número de población que migró en abril de 2009.

Los principales países de destino elegidos por los peruanos fueron Chile (45,9%), Bolivia (13,8%) y los Estados Unidos (11,1%).

Del total de peruanos que salieron del país, el 52,3% fueron hombres y el 47,7% mujeres. Asimismo, se pone de manifiesto que la movilidad se concentró en la población másjoven, constituyendo el grupo de entre 20 y 49 años el 71% del total de peruanos que viajaron.

En el nº 2.712 de Vida Nueva.

Actualizado
18/06/2010
Compartir