Demetrio Fernández: “CajaSur ha antepuesto siempre el empleo a cualquier otro beneficio”

El obispo de Córdoba emite un comunicado sobre la situación de la entidad

(Vida Nueva) Tras la decisión adoptada el pasado viernes por CajaSur, entidad gestionada por la Iglesia, de solicitar al Banco de España su intervención –el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) inyectará de forma inmediata unos 550 millones de euros– al haber agotado todas las posibilidades para culminar el proceso de fusión con Unicaja, sobre la que se estaba trabajando en los últimos meses, Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, ciudad en la que tiene su sede la caja de ahorros, ha mostrado en un comunicado su apoyo a la medida.

Según el prelado, CajaSur “ha prestado un servicio encomiable durante 150 años a la sociedad cordobesa, preocupándose de un modo muy especial por los más necesitados. En este trayecto también ha colaborado decididamente a que muchas familias tuvieran un puesto de trabajo. Ésta es la razón fundamental por la que CajaSur ha mantenido, en el proceso de fusión, la firmeza de defender y trabajar porque se conserven los puestos de trabajo. Ha antepuesto siempre el empleo a cualquier otro beneficio”.

Asimismo, Fernández añade que “las personas que han estado al frente de CajaSur son plenamente competentes. No han buscado sus intereses personales, ni ganarse un puesto de trabajo, ni enriquecerse a costa de CajaSur. Los patronos siempre han estado preocupados sobre todo por los trabajadores de la entidad, los intereses de los impositores y por el bien de la sociedad cordobesa”.

Por último, el obispo lamenta, en nombre de la Iglesia cordobesa, “que no haya tenido lugar un acuerdo laboral. Sin éste, nunca se podía haber rubricado la fusión, aunque todos los demás aspectos del protocolo hayan sido respetados. Para la Iglesia ésta era una condición necesaria y siempre se ha mostrado dispuesta a hacer cualquier renuncia, con tal de salvar los puestos de trabajo”.

Sin acuerdo laboral

CajaSur acumuló en 2009 casi 600 millones de euros en pérdidas y unos 114 millones en el primer trimestre de este año.

La falta de acuerdo laboral ha sido el principal escollo que, según los responsables de la entidad cordobesa, ha impedido ratificar el protocolo de intenciones de fusión con Unicaja; una fusión con la que se pretendía hacer frente a la delicada situación de CajaSur. Sin embargo, desde la caja malagueña manifiestan que han cumplido con todos los compromisos pactados con la otra parte.

El Banco de España ordenó este fin de semana la sustitución de los administradores de la entidad y nombró al FROB como administrador provisional.

El ya ex presidente de CajaSur, el sacerdote Santiago Gómez Sierra, asegura en una entrevista concedida al diario Córdoba, que la decisión de la caja de ser intervenida por el Banco de España, fue la “única opción responsable” en estas circunstancias, ya que la entidad se iba “desangrando día a día”.

Gómez Sierra indica que la “historia” de la fusión con Unicaja en este último año ha estado protagonizada por los “desencuentros” y que él había advertido hacía semanas que no aprobarían un proyecto de fusión sin un acuerdo laboral cierto.

————

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Actualizado
24/05/2010
Compartir