Salvador Cristau, primer obispo auxiliar de Terrasa

(J. Llisterri– Barcelona) Seis años después de la creación de la diócesis, segregada del Arzobispado de Barcelona, Terrassa tiene su primer obispo auxiliar. El martes, la Santa Sede anunció el nombramiento de Salvador Cristau, hasta ahora vicario general y rector del Seminario.

Cristau, de 60 años, fue ordenado en Toledo en 1980 y cinco años después se incardinó en Barcelona, su diócesis natal. Allí compaginó el trabajo parroquial con varias responsabilidades en el seminario durante la etapa en el que fue dirigido por Joan-Enric Vives, el actual obispo de Urgell. Durante más de diez años fue rector de la Basílica de la Mercè, patrona de Barcelona, y en 2001 fue nombrado secretario canciller del Arzobispado. Después, se fue con el obispo Josep Àngel Sáiz Meneses a Terrassa y fue nombrado vicario general, rector de la parroquia de la catedral y también le encargó la dirección del Seminario.

El obispo Sáiz agradeció el nombramiento para “una diócesis joven que, como a menudo recordamos, tiene muchas carencias, pero que vive esperanzadamente el reto de la nueva evangelización”, y mostró su esperanza en que el nuevo obispo auxiliar contribuiría a intensificar este trabajo. También elogió de Cristau que, “junto a la dedicación parroquial, se ha convertido en un buen colaborador con los diversos obispos que ha servido en las tareas de la Curia”. Con su dedicación y orientación, nuestro Seminario se ha convertido una de las realidades más esperanzadoras por la vida de la diócesis”, señaló.

También el arzobispo metropolitano, Lluís Martínez Sistach, se congratuló del nombramiento y destacó la coincidencia de haber colaborado con él en una parroquia de Barcelona cuando Cristau era un joven sacerdote. La ordenación episcopal se celebrará el 26 de junio por la mañana en la catedral de Terrassa.

En el nº 2.708 de Vida Nueva.

Actualizado
21/05/2010
Compartir