Algora: “Quien marca la X de la Iglesia se compromete con el parado”

La CEE impulsa su campaña de cara a la Declaración de la Renta 2010

(Miguel Ángel Malavia) “Es urgente, es fundamental, es necesario marcar la casilla de la Iglesia católica este año”. Así de contundente se expresó Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), en la presentación de la campaña de la Declaración de la Renta 2010. En la rueda de prensa, celebrada el 5 de mayo en la madrileña sede del Episcopado, le secundó en esa idea Antonio Algora, responsable del Secretariado para el Sostenimiento de la Iglesia. El también obispo de Ciudad Real insistió en la necesidad de apoyar a la Iglesia en un momento marcado por la acuciante crisis económica: “Quien marca su X se compromete con el parado, con el migrante, con esa persona expulsada de la sociedad en un asilo, en una residencia, y que pide a alguien que la escuche”.

El prelado recalcó el “servicio impagable” que la Iglesia en España, a través, en parte, de sus 23.000 parroquias y 20.000 sacerdotes, realiza por “los que sufren más profundamente la crisis”, advirtiendo que el potencial de su labor asistencial depende en gran medida de los fondos tributarios recibidos cada año. En este sentido, se mostró “contento” y “agradecido” por los cerca de nueve millones de contribuyentes que marcaron la X de la Iglesia en el pasado ejercicio, consolidando así el incremento de unos 700.000 nuevos declarantes producido en los últimos años y que en 2009 dejó un saldo de 253,4 millones de euros. A la vez, reconoció que para este año no sería de extrañar un descenso de la cantidad recibida. Pero no por una disminución de las marcas en la casilla de la Iglesia, sino por el general “descenso del valor adquisitivo de los españoles”, con lo que bajará la recaudación total de Hacienda –por ahora la caída se cifra en un 10% en el total del IRPF del pasado ejercicio–. “Por ello es urgente que haya mucha más gente que se incorpore a marcar la X”, sentenció Algora.

Barriocanal concluyó recordando que con el actual sistema fiscal ya no son alternativas las casillas de Iglesia y Fines Sociales. A cada una le corresponde un 0,7% del IRPF, y se pueden marcar una, ambas o ninguna. Se haga lo que se haga, “en ningún caso se paga más” en la declaración.

En el nº 2.707 de Vida Nueva.

Actualizado
14/05/2010
Compartir