Esto se va acabando

Después de la misa solemne con el Papa, Fátima vuelve a su rutina

(María GómezEnviada especial) Es increíble lo llena que está la explanada del Santuario de Fátima. A falta de confirmación oficial, se habla de entre 300.000 y 500.000 personas… Y es increíble lo pronto que se dispersa la gente en cuanto Benedicto XVI desaparece del altar y de las pantallas de televisión gigantes. Porque muchos han venido sólo a verle a él, pero otros iban a venir de todas formas, para estar con Nuestra Señora en este 13 de mayo. Fátima recupera su rutina.

También lo hace Lisboa… Esta noche la televisión pública RTP (muy criticada por la cobertura total que ha hecho del viaje apostólico de Benedicto XVI) programa un debate sobre las medidas que el Gobierno de Sócrates quiere aplicar ante la crisis. En el resto de cadenas, más o menos lo mismo, alguna película o serie norteamericana, e incluso hay una televisión que está repitiendo la gesta del Atleti en Hamburgo

“Ya ha pasado el Papa y la vida vuelve a la normalidad”, comenta un destacado y veterano periodista local. Mañana las cabeceras de los diarios probablemente abrirán con las vistosísimas fotos de Fátima, pero lo cierto es que la capital estará resacosa.

Los ojos ahora viran hacia Oporto, donde el obispo Clemente ha prometido “una mañana inolvidable” en la misa que tendrá lugar a las 10:15 h. (hora local) en la Avenida de los Aliados. Pero como muchos de los periodistas que han seguido al Papa ya no van a ir hasta allí, lo que toca es hacer balance.

¿Volverá el Papa en 2017?

El portavoz del Vaticano, P. Federico Lombardi, ha salido al paso de quienes pretendían que Benedicto XVI regrese en 2017, en el centenario de las apariciones. “El Papa es muy prudente en lo que dice con respecto a sus actividades en los años siguientes, siempre dice ‘veremos, si Dios quiere'” y “no asume compromisos concretos” con tanta antelación, ha dicho el portavoz.

Lo que sí ha podido confirmar Lombardi es que el Pontífice está “muy contento por la forma en la que ha transcurrido el viaje y cómo ha sido la acogida de los portugueses”.

Los cardenales Rouco y Sistach, que han participado en la misa solemne de esta mañana, han declarado a Europa Press que el mensaje de Fátima sigue siendo “actual” y “vivo para la Iglesia y para el mundo”. También lo creen muchos de los españoles que siguen al pie del cañón, cantando, danzando y agitando sus banderas en la explanada del santuario. Muchos pertenecen al Camino Neocatecumental, y ahora esperan al encuentro prevocacional que tendrá lugar aquí mismo. El Papa hoy ha saludado la “primavera eclesial” que el Espíritu alienta en estos nuevos movimientos y comunidades, y ha aconsejado: tienen que vivir en la comunión con el resto de la Iglesia.

Un Papa que ríe y llora

Tras este viaje, algunos observadores coinciden en señalar que Benedicto XVI ha mostrado su cara más sonriente y, a la vez, tímida. Para muestra, el botón del que da cuenta la Agência Ecclesia: el portugués Manuel Monteiro de Castro, que fuera nuncio apostólico en España y ahora es secretario de la Congregación de los Obispos, ha explicado que ésta ha sido una visita “en crescendo” que ha dado “discursos sustanciosos”. Ha subrayado la acogida “calurosa” al Papa, que está “sumamente impresionado”, hasta el punto de que -aseguró a la agencia-, durante el rato que pudieron hablar en la tarde del 12 de mayo, el Papa lloró.

————

MÁS CRÓNICAS:

Actualizado
13/05/2010
Compartir