El Papa destaca en Portugal el esfuerzo de la Iglesia por dialogar con la cultura

Benedicto XVI se ha reunido con 1.500 personalidades de las artes y las ciencias

(M. GómezEnviada especial) En su segundo día de visita apostólica en Portugal, el miércoles 12 de mayo, Benedicto XVI se ha encontrado con cerca de 1.500 personalidades del mundo de la cultura, las artes y las ciencias. Ante ellos, ha reconocido que el diálogo fe-cultura es prioritario para la Iglesia, y que ésta debe aprender “a estar en el mundo”.

A las 10:10 h. (hora local), el Papa ha llegado al Centro Cultural de Belén, levantando el aplauso de un auditorio repleto. En el palco le acompañaban, entre otros, el secretario de Estado vaticano, cardenal Tarcisio Bertone; el cardenal patriarca de Lisboa, José Policarpo; el obispo de Oporto y presidente de la Comisión Episcopal de la Cultura, Manuel Clemente, y la ministra de Cultura, Gabriela Canavilhas.

Como ya hizo en su discurso en el aeropuerto de Lisboa y en la misa de Terreiro do Paço, Benedicto XVI ha vuelto a elogiar el “alma portuguesa” y su “fuerte tradición cultural”, muy ligada a la historia de los descubrimientos.

Una “crisis de verdad”

Después de citar al gran poeta nacional, Luís de Camões (de nuevo provocando, inevitablemente, la ovación de los asistentes), el Papa ha lamentado que el conflicto entre “presente y tradición” en la sociedad actual ha llevado a una “crisis de verdad”, pero ha insistido en que “la misión al servicio de la verdad” es “irrenunciable” para la Iglesia.

Para el Pontífice, “la dinámica de la sociedad absolutiza el presente, aislándolo del patrimonio cultural del pasado y sin la intención de delinear un futuro”. Y es precisamente en este contexto en el que “hay todo un aprendizaje que hacer en cuanto a la forma de la Iglesia de estar en el mundo, llevando a la sociedad a que perciba que proclamar la verdad es un servicio que la Iglesia le presta, abriendo horizontes nuevos de futuro, de grandeza y dignidad”.

El Papa también indicó las características del diálogo fe-arte: “sin ambigüedades” y con respeto.

“La Iglesia siente como su misión prioritaria, en la cultura actual, mantener despierta la búsqueda de la verdad y, consecuentemente, de Dios”, insistió.

Un llamamiento a la belleza

En la última parte de su discurso, Benedicto XVI repitió lo que ya le dijo a los artistas de todo el mundo durante su encuentro, en el Vaticano, el pasado mes de noviembre: “Haced cosas bellas, pero sobre todo convertid vuestras vidas en lugares de belleza”.

Los participantes han valorado la valentía intelectual del Papa, así como su capacidad para hablar en un lenguaje moderno a los alejados y a los que tienen dudas.

Benedicto XVI saluda al director de cine portugués Manuel de Oliveira

Antes que Benedicto XVI habían hablado el obispo Manuel Clemente y el cineasta Manoel de Oliveira. El obispo de Oporto ha asumido “las dificultades que existen para la reflexión y la ponderación –para la cultura propiamente dicha- por la velocidad, por no decir vértigo, con el que hoy nos podemos distraer, de asunto en asunto, sin definir ni profundizar propiamente en nada”.

Por su parte, Manuel de Oliveira –que fue el encargado de hablar al Papa en nombre de los agentes culturales- consideró que los conceptos de religión y arte están, “aunque de un modo distinto pero cierto, íntimamente relacionados con el hombre y el universo, con la condición humana y la naturaleza divina”.

Además, aseguró que “las raíces de la nación portuguesa y de toda Europa, lo queramos o no”, son cristianas.

Entre los invitados en este acto estaban los representantes de las principales religiones en Portugal: judíos, hindúes, evangélicos y musulmanes, a los que el Papa ha saludado.

Programa para el resto del día

De vuelta la Nunciatura Apostólica, el Papa ha recibido en privado al primer ministro, el socialista José Sócrates, que ayer participó en la misa de Terreiro do Paço y que señaló que la presencia del Papa es “un honor” para el país.

A las 16:30 h. (hora local), el Papa parte en helicóptero hacia Fátima. Entrará en el recinto en el papamóvil, dirigiéndose a la Capilla de las Apariciones, donde será recibido por el rector del Santuario, P. Virgílio Antunes, y por los niños de catequesis de la parroquia de Ourém. Rezará ante la imagen de Nuestra Señora de Fátima, ofrecerá la Rosa de Oro al Santuario como “homenaje de gratitud”.

A las 18:00 h. celebrará las vísperas en la Iglesia de la Santísima Trinidad, con sacerdotes, religiosos, diáconos y seminaristas. Y a las 21.30 h. será la bendición de las antorchas, que presidirá el cardenal Bertone.

————

LOS HITOS DEL VIAJE:

————

CRÓNICAS:

Actualizado
12/05/2010
Compartir