La CEE anuncia que velará contra la pederastia

El portavoz apela a que esta protección la ejerzan también otras instancias sociales

(Marina de Miguel) Una vez más, la actualidad ha protagonizado la rueda de prensa con la que los obispos dieron cuenta, el pasado 23 de abril, de los trabajos realizados en la XCV reunión de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal.

En sintonía con lo dicho por el presidente del Episcopado en su discurso inaugural –“Nos duelen en el alma los graves pecados y delitos cometidos por algunos hermanos (…)” (VN, nº 2.704)– , su secretario general, Juan A. Martínez Camino, ratificó que “la Iglesia quiere y desea estar en primera fila en la protección de la infancia de estos abusos”, promoviendo la santidad en los sacerdotes, religiosos y laicos y, en caso necesario, con la aplicación de medidas disciplinares preventivas y correctivas. “Se han venido aplicando con suficiente fruto positivo y se van a seguir aplicando con más cuidado todavía las normas de la Iglesia para prevenir, corregir y sancionar, en su caso, estos desmanes, estos crímenes”.

Quiso recalcar que a la Iglesia y a los obispos “no les molesta” que se investiguen los casos de quienes han abusado de la autoridad que tienen en la Iglesia para quebrantar la virtud de la caridad, de la castidad y de la justicia, cuando debería haber sido puesta a su servicio. No obstante, indicó que la investigación, si realmente tiene como “intención sincera y honesta” la protección de la infancia, debe de hacerse en todos los sectores de la sociedad.

Congreso Eucarístico

La juventud será el eje central del futuro más inmediato de la Conferencia Episcopal, gracias al Congreso Eucarístico Nacional y a la Jornada Mundial de la Juventud. Con respecto al primer evento, que se celebrará en Toledo del 27 al 30 de mayo, se aprobó el mensaje Me acercaré al altar de Dios, la alegría de mi juventud. Por su parte, el cardenal Stanislaw Rylko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, participó en las sesiones dedicadas a poner en común los preparativos del encuentro de Madrid 2011.

Pese a que la crisis económica continúa siendo una de las preocupaciones del Episcopado, como lo demuestra que Santiago García Aracil, presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, presentase una ponencia, todavía no se ha aprobado un documento que desarrolle este tema en profundidad.

En cuanto a la nueva andadura de la COPE, el portavoz expresó la confianza  depositada en la dirección para que “sea capaz de superar ciertas dificultades y de mantener una voz importante en el conjunto del pluralismo informativo”.

En el nº 2.705 de Vida Nueva.

Actualizado
30/04/2010
Compartir