CONFER: “Deseamos acoger, con todo el afecto, a las víctimas y a sus familiares”

Los religiosos españoles publican una nota ante los casos de abusos a menores en la Iglesia

(Vida Nueva) La Conferencia Española de Religiosos (CONFER), “ante la gravedad de los hechos de abusos a menores que se imputan a sacerdotes y religiosos”, ha hecho público este martes 27 de abril un comunicado en el que manifiestan su “deseo de acoger, con todo el afecto que nos es posible, a las víctimas y a sus familiares, a quienes se ha herido tan profundamente; queremos escuchar sus angustias y solidarizarnos en su dolor y reclamo de justicia.

Para ello, son conscientes de que “es necesario reconocer ante Dios y ante la sociedad la gravedad y la culpabilidad de las actuaciones cometidas contra niños indefensos y el tratamiento de ocultación que institucionalmente, durante mucho tiempo, se les ha dado”. Un reconocimiento público de la Iglesia que “ha hecho el mismo Papa con humildad, sinceridad y valentía”.

“Los religiosos y las religiosas –prosigue la nota–, miembros con especial responsabilidad pastoral en la Iglesia, nos sentimos solidariamente consternados y avergonzados, dispuestos a buscar remedios eficaces ‘para garantizar que en el futuro los niños estén protegidos de semejantes delitos’”, añaden recordando las palabras de Benedicto XVI en su Carta pastoral a los católicos de Irlanda.

Asimismo, piden “la gracia de la misericordia de Dios para aquellos que han traicionado la confianza de los más vulnerables y el ministerio sacerdotal, a fin de que obtengan el perdón de Jesucristo reconociendo la gravedad de sus actos y sometiéndose a la exigencia de la justicia humana”.

En el comunicado, la CONFER manifiesta también su “solidaridad a Benedicto XVI” y le acompaña “con nuestra oración en estas circunstancias tan dolorosas para la Iglesia”.

Estas situaciones, en opinión de los religiosos, deben hacer reflexionar a los Superiores sobre “aspectos como la selección de los candidatos a la vida religiosa y al sacerdocio, la evaluación psicológica, espiritual y apostólica de los mismos a lo largo de su formación y la madurez afectiva exigida”. Una atención especial que, junto con “una sensibilización y formación adecuadas, será garantía de una eficaz prevención de posibles abusos a menores en el futuro”.

Por último, la CONFER manifiesta su “compromiso ante la sociedad y la Iglesia de búsqueda de la verdad, de transparencia, de colaboración con la justicia y de apoyo a las víctimas, convencidos de que sólo la honestidad y la transparencia, como ha dicho el Papa, restablecerán el respeto y el afecto por la Iglesia”.

En el nº 2.705 de Vida Nueva.

Actualizado
27/04/2010
Compartir