Lolo, patrón de la Asociación nacional de Ciegos Católicos

Sevilla acoge el Encuentro anual de CECO

(Marina de Miguel) “Estamos prácticamente empezando, todavía nos queda mucho por hacer”. Así de incansable se muestra a Vida Nueva Luis García Martínez de Aguirre, presidente de la Asociación de Ciegos Españoles Católicos (CECO), pese a que ya son quince años los que lleva trabajando por “ser sal en la integración del ciego y deficiente visual en la sociedad religiosa”. Desde que en 1995 constituyera en compañía de otros tres amigos el germen de esta agrupación, lleva desarrollando una intensa labor apostólica. Así lo demuestra el que la Conferencia Episcopal elevara en 2008 esta iniciativa a la categoría de ‘asociación nacional’ y su grado de implantación: tiene presencia en diez diócesis españolas –en el último año han surgido grupos en Madrid, Sevilla, Albacete y Jaén– y cuenta con 300 socios activos. Por esa razón, no es extraño que en el Encuentro Nacional, celebrado entre el 8 y el 11 de abril en Sevilla, se rindiera a García un sentido homenaje.

“Es por viejo y por antiguo”, bromea al tiempo que indica que el lema, Oración, Formación y Servicio, permanece igual de vivo que antaño. En ese sentido, además de continuar con la expansión (se está estudiando fundar delegaciones en Granada, Cádiz, Valladolid y Santiago de Compostela), se van a redoblar los esfuerzos para atender a aquellas personas ciegas o con dificultades en la visión que no están afiliadas a la ONCE, por ejemplo, muchas religiosas de vida contemplativa ya mayores o ancianos que viven en residencias.

Ambiente festivo

Más de 80 personas, entre afiliados y videntes amigos de la asociación, participaron en este encuentro festivo y de reflexión, que contó con la asistencia del consiliario nacional, Juan Diez, así como de los consiliarios de Alicante, Bilbao y Sevilla. Además de la celebración de la junta nacional, Juan Rubio, director de VN, impartió una conferencia sobre la vida y obra del periodista Manuel Lozano (Lolo).Consciente de la grandeza de este siervo de Dios, que será beatificado el 12 de junio en Linares (Jaén), la asociación ha acordado nombrarle su patrón.

En el transcurso de las jornadas, en las que se visitaron los Reales Alcázares, también se dieron los primeros pasos en la programación de dos citas clave para la vida religiosa española: la peregrinación a Santiago de Compostela, con motivo del Año Santo, y la participación en la JMJ de Madrid 2011.

En el nº 2.703 de Vida Nueva.

Actualizado
16/04/2010
Compartir