A la búsqueda de la Vida Consagrada del futuro

La Directiva de la CLAR, reunida en Brasilia, estudia y aprueba su Plan Global del trienio

(Gabriel Naranjo Salazar, CM- Secretario General de la CLAR) La Junta Directiva de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosas y Religiosos (CLAR) se reunió a finales de marzo en Brasilia, para estudiar y aprobar el Plan Global del trienio, propuesto por la Presidencia tras consulta con su equipo de teólogas/os, así como los informes del presidente y el secretario general. A nivel más profundo, los asistentes intentaron escuchar la voz de Dios donde la vida clama, sobre todo en las tragedias de Haití y Chile, y vivir una experiencia de comunión, reflexión, oración y diálogo, al ritmo de cuatro criterios: la sensibilidad a la Palabra de Dios y a la realidad, la fidelidad creativa al camino recorrido, la escucha de la voz de los sujetos emergentes, y la búsqueda, más que del futuro de la CLAR, de la CLAR del futuro.

La CLAR, que ratificó su fidelidad al Horizonte Inspirador aprobado en su última Asamblea, destacó en su análisis el impacto, no sólo económico, sino también humano y ecológico, de la crisis financiera mundial, el incremento de actividades extractivas de la naturaleza, las democracias disfuncionales, la pérdida de credibilidad de las instituciones eclesiales, el agotamiento de los modelos de Vida Consagrada y su pérdida de significatividad. Pero también la globalización “desde abajo”, las nuevas configuraciones políticas, la alianza entre ser humano y medio ambiente, la inter-congregacionalidad de experiencias misioneras, comunitarias y formativas, las nuevas formas de Vida Consagrada y la Misión Continental de Aparecida.

Líneas estratégicas

Asimismo, se confirmaron las convicciones del Plan Global que la CLAR ha ido decantando en los últimos años, con relación a: la Palabra de Dios, la actitud de escucha, los rostros sufrientes de los pobres, la identidad de América Latina y El Caribe, una Vida Consagrada nueva y sus 50 años de historia. Y se aprobó también el aterrizaje de este marco en estas líneas estratégicas: la transversalidad de la Palabra de Dios, la escucha del clamor de la vida, la búsqueda de identidades carismáticas significativas y la memoria y profecía de la CLAR; y en los proyectos que se impulsarán durante los próximos tres años: Animación y Servicio, Regionalización, Carisma y Laicado, Formación de animadoras y animadores de comunidades, Inter-congregacionalidad e institucionalidad en la Amazonía, Misión inter-congregacional en Haití y Proyectos de cambio sistémico y economía solidaria.

En el nº 2.702 de Vida Nueva.

Actualizado
09/04/2010
Compartir