Tres obispos detenidos en India por defender a los ‘dalit’

Protesta-a-favor-dalits(M. Gómez) El compromiso constante e inequívoco a favor de los últimos ha llevado a la Iglesia en la India, y en concreto a la jerarquía, a sufrir en carne propia la represión. Así, tres prelados y numerosos sacerdotes, religiosas y laicos fueron detenidos, el 5 de marzo, en la ciudad de Chennai (Tamil Nadu), por participar en una manifestación en defensa de los derechos de los ‘intocables’ o dalit cristianos (la categoría más baja en el sistema de castas de la India).

Dicha convocatoria culminaba una marcha de casi un mes desde la ciudad de Kanyakumari (al sur del país) para sensibilizar a la población y a las autoridades sobre la situación de marginación de este colectivo. Durante varias horas, la Policía retuvo, entre otros, a dos arzobispos (A. M. Chinnappa, de Madras-Mylapore y presidente del Consejo de los Obispos de Tamil Nadu; y Peter Fernando, de Madurai) y un obispo (A. Neethinathan, de Chinglepet). “Éste es el modo en que el Gobierno del Estado y el Gobierno federal responden a las luchas democráticas legítimas de la pacífica comunidad cristiana”, se lee en un comunicado difundido por el servicio de prensa de la Conferencia de Obispos Católicos de la India (CBCI).

Lo que se demandaba durante esta marcha a ambos gobiernos es una petición reiterada desde distintas entidades cristianas: que se ponga en práctica el Informe de la Comisión Ranganatha Misra, que garantiza a los dalit cristianos y musulmanes una ayuda para grupos sociales pobres, de la que sí se están beneficiando los ‘intocables’ hindúes, sikh y budistas. Según este documento, no incluir a cristianos y musulmanes (que además son la mayoría) como beneficiarios de esta ayuda es una discriminación por razones de religión, algo en contra de la Constitución del país.

Al conocerse el episodio de Chennai, el arzobispo de Agra y nuevo secretario general de la CBCI, Albert D’Souza, pedía a las autoridades gubernamentales y estatales y a las fuerzas de seguridad “pleno respeto” a los líderes religiosos “comprometidos en la promoción de los derechos humanos”. El 15 de marzo, el Consejo Nacional de Dalit Cristianos y la musulmana All India Pasmantha Muslim Mahaj Jointly organizaron una nueva marcha en la que más de 15.000 personas insistieron en estas demandas.

En el nº 2.700 de Vida Nueva.

Actualizado
18/03/2010
Compartir