Más unidad y comunión para atender a los desfavorecidos

La Familia Vicenciana celebra un congreso con motivo del 350º aniversario de la muerte de sus fundadores

Asistentes-congreso-FV(Victoria Lara) Atender, en pleno siglo XXI, las necesidades de los pobres requiere “una respuesta más unida, comprometida y solidaria” de toda la Familia Vicenciana (FV). Ésta es una de las principales conclusiones que se extrajeron del Congreso que, durante los días 5, 6 y 7 de marzo, celebraron en Madrid las distintas ramas que forman la Familia Vicenciana en España. Con el lema Caridad-Misión, este encuentro coincidía con la celebración, durante este año 2010, del 350º aniversario de la muerte de san Vicente de Paúl y santa Luisa de Marillac, precursores de la caridad organizada y fundadores de las primeras entidades que integran lo que hoy es la FV.

“Ha aportado mayor conocimiento mutuo, una experiencia de trabajo conjunto muy enriquecedora, una ocasión de formación extraordinaria y una sensibilización necesaria para seguir trabajando juntos contra las causas de la pobreza desde la riqueza del Evangelio y el carisma vicenciano”, asegura la coordinadora del Congreso, sor Mª Ángeles Infante, de las Hermanas de la Caridad, a Vida Nueva.

Asimismo, apunta que para poder dar una respuesta adecuada a los más necesitados, son necesarios una serie de compromisos por parte de todos los miembros de la Familia, como“cultivar la fuerza del carisma a través de nuestra oración”, promover “proyectos concretos que faciliten el cambio sistémico” y “cuidar la relación de comunión entre los miembros de nuestras ramas y Comunidades”. A ello añade la necesidad de “mantener encendida la llama de la colaboración hacia el pueblo haitiano”, un país con el que la FV tiene un compromiso muy especial, ya que justo antes de producirse el terremoto, estaban ultimando un programa de concesión de microcréditos para el desarrollo de actividades sostenibles, también presentado en el Congreso.

Congreso-FVAdemás de las conferencias, que contaron con la presencia de ponentes destacados de dentro y de fuera de la FV –el teólogo Luis González de Carvajal; el arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez; o el general de los Padres Paúles, P. Gregory Gay–, las jornadas se completaron con otras actividades. En opinión de sor Ángeles Infante, las intervenciones han sido interesantes, pues “cada ponente ha aportado una reflexión profunda desde diferentes puntos de vista: unos desde la teología, otros desde la eclesiología y otros desde los fundadores, incidiendo todos en dar criterios para revitalizar el carisma”.

El encuentro contó la participación de 550 personas, todas relacionadas con las distintas ramas de la FV: las Hijas de la Caridad, la Congregación de la Misión, la Asociación Internacional de Caridad, la Sociedad de San Vicente de Paúl, las Juventudes Marianas Vicencianas, la Asociación de la Medalla Milagrosa y los Misioneros Seglares Vicencianos.

En el nº 2.700 de Vida Nueva.

Actualizado
18/03/2010
Compartir