La comunicación, un desafío al servicio de la Misión

El CELAM reúne en Bogotá a los responsables de este departamento de los Episcopados del continente

CELAM-comunicación(Ronald Grebe) La Iglesia católica latinoamericana ha decidido asumir los desafíos actuales de las comunicaciones sociales en el contexto de la Misión Permanente que tiene lugar en el continente. Ésta es la principal conclusión del encuentro que, del 3 al 5 de marzo, congregó en Bogotá a los obispos presidentes de las comisiones de Comunicación, secretarios ejecutivos de Comunicación y responsables de prensa de las Conferencias Episcopales de América Latina y el Caribe.

Al evento asistieron 45 delegados provenientes de 13 países, para debatir temas como la mirada al problema actual de las comunicaciones sociales dentro y fuera de la Iglesia, el mensaje del papa Benedicto XVI para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2010 (que aborda el uso de las nuevas tecnologías por parte de los sacerdotes), el enfoque y estructuras de la pastoral de las comunicaciones y la Misión a la luz de Aparecida. Los asistentes reflexionaron sobre los avances y dificultades relacionados con la Pastoral de la Comunicación, destacando la riqueza del intercambio de experiencias, el trabajo responsable que se está haciendo en cada país, la pasión por la comunicación que los une e integra y la importancia de la comunicación para la vida de la Iglesia, que cada día gana más espacio en el escenario eclesial y mediático.

El encuentro estuvo encabezado por el presidente del Departamento de Comunicación del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y obispo de Engativá (Colombia), Héctor Gutiérrez Pabón, acompañado por los obispos que conforman el equipo: Gregorio Rosa Chávez, auxiliar de San Salvador y responsable de la sección de Comunicación Social, y Guillermo Ortiz Mondragón, obispo de Cuautitlán (México) y responsable de la comisión de Comunicación Digital y RIIAL (Red Informática de la Iglesia en América Latina) del CELAM. Asistieron también –entre otros– el sacerdote boliviano Justo Ariel Beramendi, como representante del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, y el P. Carlos Arturo Quintero, secretario ejecutivo del Departamento de Comunicación del CELAM y coordinador de esta reunión. En la inauguración, el P. Quintero recordó que la presencia del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales revela un hecho concreto de comunión eclesial, uniendo esfuerzos, programando algunos eventos conjuntamente y contando con su participación en procesos de reflexión sobre la comunicación en y para la Iglesia.

‘Mesa común’

Entre los resultados más importantes de esta cita, se recogen avances en la construcción de una “mesa común” de información, encuentro e intercambio de materiales multimedia, la coordinación de iniciativas para celebrar la Jornada de las Comunicaciones y el acuerdo para organizar reuniones regionales y establecer programas de investigación y formación.

El mexicano Ortiz Mondragón destacó el trabajo previo realizado por los asesores de comunicación “en un camino de diálogo y riqueza fraterna”. Con el grupo de asesores de Argentina, Colombia, Bolivia, Ecuador, México, El Salvador y Venezuela, “hemos puesto en común lo que cada uno de nosotros es y quiere ser en esta dimensión de la identidad de la Iglesia que es comunión y misión, encuentro y palabra”, sostuvo el prelado.

Rosa Chávez, por su parte, recordó que la comunicación ha sido motivo de preocupación en las diferentes Conferencias Latinoamericanas que se han celebrado: la de Santo Domingo (1992) destacó que “la comunicación es para la comunión”; en Puebla (1979) se defendió que “evangelizar es comunicar”; Medellín (1968) avanzó que “estamos en una nueva cultura y que ahora la palabra se hace imagen, sonido y color”; y Aparecida (2007) remitió a “la cultura digital”. “Hay muchas cosas en las que tenemos que pensar sobre la comunicación y la pastoral de la que tanto hablamos, hay muchas cosas caducas que deben cambiar en esta forma de vivir como Iglesia en la comunicación”, sostuvo el pastor salvadoreño.

Finalmente, el P. Beramendi presentó la experiencia de www.intermirifica.net, un proyecto que se ha venido desarrollando desde hace dos años y al que se han ido sumando diversas organizaciones, cuyo objetivo es actualizar una base de datos de radios, televisiones y productoras católicas, con la posibilidad de ampliar en un futuro las categorías  y prestar un servicio de “páginas amarillas”, que permita el reconocimiento e intercambio de experiencias de los medios católicos que trabajan en América Latina y el Caribe.

rgrebe@vidanueva.es

En el nº 2.699 de Vida Nueva.

Actualizado
12/03/2010
Compartir