Por un catolicismo conciliar y menos acomplejado

La Fundación Joan Maragall cumple 20 años tendiendo puentes entre fe y cultura

Fundación-Maragall(Texto y fotos: Glòria Carrizosa) Hace 16 años entrevisté al cardenal Paul Poupard, entonces presidente del Consejo Pontificio de la Cultura, durante una breve estancia en Barcelona para inaugurar un nuevo curso de la Fundación Joan Maragall. Poupard se sentía interpelado ante el aumento de los no creyentes en Europa, e insistía en la necesidad de buscar nuevas fórmulas para hablar de Dios y transmitir la fe en Cristo a la sociedad. Desde hace 20 años, ésta es la preocupación de la Fundación Joan Maragall, que fue creada por el cardenal arzobispo de Barcelona, Narcís Jubany, con una visión inequívocamente cristiana, dispuesta a dialogar desde su propia identidad, con la intención de inculturarse en la sociedad contemporánea y, específicamente, en la cultura catalana.

Fundación-Maragall-2“Hacemos presente el cristianismo en nuestra cultura por dos razones –afirma el presidente de la Fundación, el Dr. Antoni Matabosch–: porque el cristianismo es una de las raíces de nuestra cultura y de nuestra identidad, y porque creemos que la Iglesia no es sólo un bien personal, sino también social, porque es la Iglesia que ama y libera, no la que condena; la que ilumina las conciencias, no la que las secuestra; la que hace presente el amor de Dios entre los hombres, sin difamar ni odiar a los que no son como nosotros”.

Así se expresó Matabosch –quién también es delegado episcopal de Economía de la Archidiócesis y director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona (ISCREB)– al recibir el Premio Lluís Carulla, en el Ayuntamiento de Barcelona, el pasado mes de noviembre. Después de años de trabajo, la Fundación Joan Maragall se ha ganado el prestigio por su labor a favor del diálogo en una sociedad cambiante: la inmigración ha crecido mucho en las últimas décadas, hay más pluralidad en el aspecto interreligioso (por ejemplo, en Cataluña se han construido 180 mezquitas musulmanas) y avanza la implantación del laicismo, entendido como la tendencia a negar la significación pública de la fe cristiana en nuestro mundo.

“Las instituciones públicas tienden a no apreciar el hecho religioso, existe una laicidad en España como la que había hace 50 años en Francia, que ya no es tal, porque allí ahora hay una relación más estrecha entre Iglesia y Estado”, afirma el presidente de la Fundación, que lo es desde su nacimiento. En este contexto, Matabosch aboga por un “catolicismo conciliar, menos acomplejado, más capaz de explicitar la Buena Nueva del Evangelio y la huella que ha dejado en nuestra cultura”.

Fundación-Maragall-3Para hacer presente la fe cristiana en la cultura actual, la Fundación Joan Maragall propone unos objetivos determinados. En primer lugar, la creación de pensamiento propio: primero, valora las culturas predominantes en la sociedad, y después analiza la realidad a través de sesiones de reflexión interna de periodicidad mensual (en este sentido, la última ha tratado sobre bioética). Otro objetivo es la formación, promovida, por ejemplo, con la convocatoria de un certamen de ensayo o de investigación sobre cristianismo y cultura (cuya última edición se celebró en la noche de Santa Lucía, el 13 de diciembre). También se conceden ayudas económicas de 6.000 euros a jóvenes que hayan terminado sus estudios universitarios y deseen trabajar en el campo del diálogo entre la fe y cualquiera de los ámbitos de la cultura; con esta iniciativa se pretende impulsar a futuros intelectuales cristianos.

Lazos internacionales

Un tercer reto es establecer lazos con otras entidades. Es el caso de L’Institut Catholique de la Mediterranée de Marsella, el Centro Sant Fidele de Milán, y el College des Bernardins de París, intentando una forma de hacer presente a la Iglesia de Barcelona y Cataluña en distintas instituciones cristianas europeas.

Además, la Fundación ha favorecido la publicación de un estilo de pensamiento filosófico y teológico a través de 63 volúmenes de la colección ‘Cristianisme i cultura’ y de 89 de la colección ‘Quaderns’. Como novedad, desde enero de 2009 se hacen cargo de la histórica revista Qüestions de vida cristiana, que dependía de la Abadía de Montserrat. En aquel primer número se analizó la actualidad de la Iglesia catalana; el segundo trató sobre ‘Economía, crisis y valores’, y contaba con artículos muy interesantes como, entre otros, el de Gaspar Mora, vicedecano de la Facultad de Teología de Cataluña, titulado ¿Dónde se juzga el éxito o el fracaso del mensaje cristiano?, o Valores y actitudes para encarar la crisis económica, de Josep. M Cullell, economista y ex consejero de la Generalitat de Cataluña. Ahora está a punto de publicarse un ejemplar sobre cultura, y están preparando otro sobre la Biblia.

Fundación-Maragall-4Después de estos veinte años, el reto principal para la Fundación Joan Maragall es seguir siendo un espacio de debate y de diálogo ecuménico e interreligioso, con las culturas, con los no creyentes: “No excluimos a nadie, sino que intentamos entender lo que piensan los otros, asumimos lo que podemos y tratamos a las personas que piensan de forma distinta con respeto”, asegura el presidente de la Fundación.

Según las estadísticas, en Cataluña hay menos práctica religiosa que en otros lugares de España, pero aun así, es más practicante que países de nuestro entorno como Francia, Alemania u Holanda. “Actualmente, en el Occidente europeo estamos inmersos en una sociedad en la que ciertas fórmulas de expresar la fe cristiana disminuyen –afirma Matabosch–. De todas formas, la influencia de la Iglesia en la sociedad no se debe medir sólo con estadísticas; tan sólo en el barrio barcelonés del Raval hay 70 instituciones eclesiales trabajando con los más desfavorecidos, y no se puede negar la importancia de las escuelas cristianas…”.

El presidente de la Joan Maragall invita a ser creativos y a no dejarnos llevar por el pesimismo: “Tenemos el desafío de ser auténtica Iglesia: si se trabaja de forma evangélica, se ofrece un gran testimonio. Hablamos de una Iglesia que escucha, que dialoga, que acompaña y no persigue, que intenta dar un mensaje religioso positivo a las inquietudes actuales. La gente no va a un sitio donde cada día le pegan gritos, sino que quiere que den respuesta a sus anhelos, a sus preguntas diarias”. Realmente, todo un reto para la Iglesia y los cristianos: si se trabaja de la forma que pretende esta fundación cristiana, seguro que los que se crucen en su camino no quedarán indiferentes ante este mensaje cristiano creíble y auténtico.

Ponentes de excepción

Fundación-Maragall-5En el marco de los actos celebrativos con motivo del 20º aniversario de la Fundación Joan Maragall, destacan, entre otros, la sesión ‘La letra y la luz’, a propósito de las ilustraciones de Perico Pastor para la Biblia Catalana Interconfesional. Ésta tuvo lugar el pasado 1 de diciembre en el auditorio de la Pedrera de Caixa Catalunya, y en ella intervinieron Antoni Matabosch, Perico Pastor, los biblistas Armand Puig y Agustí Borrell y los poetas David Jou y Carles Torner.

Uno de los platos fuertes del aniversario será la charla que impartirá el arzobispo Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio de la Cultura y director de la Biblioteca Ambrosiana, quién discernirá sobre ‘La Biblia, gran código cultural de Occidente’, el próximo 21 de enero.

Durante los veinte años de existencia de la Fundación, uno de los espacios más interesantes de los que ha promovido es el Aula Joan Maragall, en el que cada curso han invitado a una personalidad de relieve internacional en el pensamiento cristiano para realizar cinco conferencias dobles en una semana, exponiendo su pensamiento y generando debate; el material obtenido se publicaba, posteriormente, en formato libro en las colecciones de la Fundación. Algunos invitados en ediciones anteriores han sido Antoine Vergote (1997), Johann Baptist Metz (1998), Adela Cortina (1999), Jean-Pierre Jossua (2000), J. M. Rovira Belloso (2001), Bruno Forte (2002), José Mª Mardones (2003), Juan Martín Velasco (2004), Antoni Bentué (2005), Lluís Duch (2007) y Ramón M. Nogués (2008).

En el 20º aniversario de la Fundación, el conferenciante del Aula Joan Maragall será Rémi Brague. Este profesor de Filosofía en las universidades de París y Múnich disertará, del 23 al 27 de marzo, sobre el fundamento metafísico de la vida humana.

En el nº 2.691 de Vida Nueva.

Actualizado
15/01/2010
Compartir