El nuncio Fratini entrega sus cartas credenciales al rey

El-rey-con-Fratini(J. L.) El 11 de enero, el nuevo nuncio, Renzo Fratini, entregó sus cartas credenciales al Rey Juan Carlos en el Palacio Real de Madrid, en una ceremonia compartida con los nuevos representantes diplomáticos en España de Alemania, Reino Unido, Eslovaquia, Panamá, Ghana y Austria.

Con este gesto protocolario (que tuvo su continuación el jueves 14 con la tradicional recepción en el Palacio Real al cuerpo diplomático acreditado en España, del cual el representante papal es el decano), las autoridades españolas reconocen oficialmente el comienzo de la actividad pública del nuncio en nuestro país.

Efectivamente, desde su llegada a Madrid el 20 de octubre (dos meses después de su nombramiento en sustitución de Manuel Monteiro de Castro), Fratini había desarrollado una actividad de marcado acento intraeclesial, como su participación en la Misa de la Almudena, en Madrid, su intervención ante la Plenaria de los Obispos, en la apertura de la Puerta Santa en Compostela o la toma de posesión de Munilla.

En Andorra, donde también es nuncio, entregó sus cartas al copríncipe y obispo de Urgell, Joan Enric Vives, el 10 de diciembre.

Debido a la nevada caída el 11 de enero en Madrid, el nuncio y los nuevos embajadores no pudieron hacer el recorrido hasta el Palacio Real en carroza. Precisamente este ceremonial, que causa graves problemas de tráfico en la capital, hace que la presentación de credenciales se realice cuando hay un grupo significativo de diplomáticos a la espera.

En el nº 2.691 de Vida Nueva.

Actualizado
15/01/2010
Compartir