Se duplica el número de personas atendidas por Cáritas debido a la crisis

Ropero-Cáritas(Vida Nueva) La magnitud del impacto de la crisis en España queda bien reflejado en un dato que acaba de hacer público Cáritas Española: durante 2009, esta organización caritativa de la Iglesia atendió en sus Servicios de Acogida y Asistencia a 800.000 personas, el doble que hace dos años, justo cuando empezó la recesión económica a nivel mundial.

Estos datos fueron presentados en rueda de prensa para dar a conocer el IV Informe del Observatorio de la Realidad Social de Cáritas, en el que se deja constancia, además, de que, “en general, los servicios sociales públicos no cubren muchas necesidades básicas de las personas más acuciadas por la crisis, bien porque no están incluidas dentro de las prestaciones básicas que ofrecen, o bien porque los criterios de acceso a estas prestaciones se han endurecido y son muy desiguales entre Comunidades Autónomas en cuanto a tiempo de tramitación, cuantías concedidas y duración de la prestación”.

Asimismo, los agentes de Cáritas en toda España han podido constatar “la lentitud o la falta de respuesta de los servicios públicos ante situaciones de emergencia”. En este sentido, su nuevo secretario general, Sebastián Mora, señaló en la presentación del informe que “la opción de Cáritas es la de complementar a los servicios sociales públicos, no sustituirlos”, reflexión que cobra pleno significado al saber que el 52% de las personas atendidas por esa institución vienen derivadas de los servicios sociales públicos.

Pero, además de estos análisis, el informe recoge también diez propuestas concretas “dirigidas a corregir la actual falta de respuesta ante la crisis”. Estas medidas van “desde el incremento del esfuerzo en protección social para acercarlos al porcentaje medio de la Unión Europea sobre el PIB, hasta la revisión de la acción social de acuerdo con prioridades y criterios para que sean garantía cercana y operativa de inserción social, pasando por el aumento de los recursos humanos y económicos para garantizar la cobertura de las mismas necesidades básicas en todo el Estado o unificar los criterios de acceso y concesión en el Sistema de Garantías de Rentas Básicas o Mínimas”.

Por otra parte, el mismo día de la presentación del informe, el secretario general de la CEE hizo entrega al presidente de Cáritas de un donativo de tres millones de euros, correspondiente al 1,5% del Fondo Común Interdiocesano, para hacer frente a los programas de ayuda ante la crisis, gesto solidario de los obispos que se repite por segundo año consecutivo.

En el nº 2.689 de Vida Nueva.

Actualizado
30/12/2009
Compartir