Hugo Chávez amenaza con declarar la guerra a Colombia

(J. L. C.) Las relaciones entre Colombia y Venezuela están atravesando uno de sus momentos más tensos de la última década: cierre de fronteras, acusaciones de espionaje, asesinatos, deportaciones masivas, captura de supuestos delatores, duros intercambios verbales a cuenta de la presencia militar estadounidense en suelo colombiano…

Pero el penúltimo capítulo en esta escalada de desencuentros acaba de protagonizarlo el presidente venezolano, Hugo Chávez, al instar tanto a militares como a civiles de su país a “prepararse para la guerra” con la vecina Colombia. “Tenemos que prepararnos para la guerra y ayudar al pueblo a prepararse para la guerra, es responsabilidad de todos”, defendió mientras llamaba a la movilización de sus compatriotas. Su clamor no pudo ser más incendiario: “Señor comandante de la guarnición militar, batallones de milicia, vamos a adiestrarnos; estudiantes revolucionarios, trabajadores, mujeres, todos listos para defender esta patria sagrada que se llama Venezuela”.

Ante esta amenaza, del otro lado de la frontera, su homólogo, un inquieto Álvaro Uribe, ha anunciado que acudirá a la Organización de Estados Americanos (OEA) y al Consejo de Seguridad de la ONU. El mandatario ha respondido al envite de Chávez dejando claro que no está dispuesto a construir un nuevo “muro de Berlín”, porque “nuestras patrias no pueden ser divididas”.

No pocos analistas venezolanos coinciden en señalar que esta nueva provocación de Chávez, con su encendido llamamiento a la unidad, tan sólo responde a la necesidad imperiosa que ahora tiene de frenar la caída de su popularidad, tras los problemas sociales que actualmente cuestionan su gestión (cortes eléctricos, racionamiento de agua, etc.).

En el nº 2.683 de Vida Nueva.

Actualizado
13/11/2009
Compartir