CONFER renueva su directiva para el próximo cuatrienio

Mensaje del cardenal Rodé a la Asamblea General: “España necesita una Iglesia unida”

Asamblea-CONFER(Vida Nueva / Ivicon. Foto: Luis Medina) Unos cuatrocientos Superiores Mayores de congregaciones y órdenes religiosas participaron en la XVI Asamblea General de CONFER, celebrada en Madrid entre los días 10 y 12. Convocados por Alejandro Fernández Barrajón, presidente durante los últimos cuatro años, uno de los principales ejes del trabajo fue el de la renovación de los cargos directivos.

Una Eucaristía, presidida por Jesús Sanz Montes, obispo de Huesca y de Jaca, y presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, supuso la inauguración de las jornadas. En su homilía, el prelado apostó por la “necesaria unidad en la misión”: “Con vosotros, hermanos y hermanas, queremos buscar a Dios en las encrucijadas de este momento de nuestra historia; con vosotros, queremos reconocerle en las infinitas veces que Él nos espera en las heridas y contradicciones de nuestra generación”.

A continuación, Eusebio Hernández Sola, delegado del cardenal Franc Rodé (prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica), dio lectura a una carta del mismo, en la que, entre otras cosas, decía: “Sé que tienen muchos trabajos para esta XVI Asamblea, sólo les pido que afronten todos estos temas con gran apertura al Espíritu, dejándose invadir por su luz, por su paz y por su ansia de comunión. Siempre, pero hoy especialmente, España necesita una Iglesia unida, convencida de la misión importante que tiene con su pueblo”.

Posteriormente fueron tomando la palabra los distintos miembros de la mesa presidencial. Así,  Barrajón agradeció sus cuatro años de servicio con estas palabras: “Gracias a todos por venir. Vuestra presencia aquí es el mejor apoyo para CONFER. Entre todos haremos posible una CONFER renovada y servicial, en la Iglesia y en la libertad que el Espíritu siempre nos ha regalado desde la valiosa intuición de nuestros fundadores. La vida consagrada necesita a la Iglesia, porque es ella misma Iglesia, y la Iglesia necesita también a la vida consagrada”.

Cecilia Barreda Merino, vicepresidenta de CONFER, que también cesa en este servicio, se dirigió a la Asamblea con palabras de gratitud por los cuatro años de colaboración de tantos religiosos y religiosas en esta casa común que es la CONFER.

La memoria-informe de la Secretaría General y la memoria económica y presupuesto para el 2010 fueron también abordados, así como algunos aspectos organizativos y de gestión, como el del cambio de sede.

En el nº 2.683 de Vida Nueva.

Actualizado
13/11/2009
Compartir