Willy Pino: “Desearíamos para la Iglesia un acceso normal a los medios”

Obispo de Guantánamo-Baracoa y presidente de la Comisión de Medios de Comunicación de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba

Willy-Pino(Texto y fotos: Araceli Cantero Guibert– Miami) El arzobispo Claudio Maria Celli, presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, visita Cuba invitado por la Conferencia de Obispos Católicos del país, que celebra estos días su Asamblea Plenaria. Además de ofrecer una conferencia sobre Iglesia, comunicación y cultura digital, Celli se encontrará con comunicadores católicos. El obispo de Guantánamo-Baracoa y presidente de la Comisión de Medios de Comunicación del Episcopado cubano, Willy Pino, habla para Vida Nueva de las expectativas ante esta visita.

¿Por qué esta visita de Celli?

Cuba es un pequeño pero interesante país. Tener, no tenemos nada más que “cinco panes y dos peces” y las mismas carencias de todo nuestro pueblo, pero queremos mirarlo todo con “luz larga”. La Comisión de Medios quiere presentarle a monseñor Celli las experiencias en las que trabajamos a pesar de las dificultades que se confrontan.

¿Cuál es el papel de la Comisión de Medios dentro de la Conferencia?

Facilita la comunión y participación de cada diócesis y de las organizaciones que agrupan a los comunicadores de prensa (UCP-Cuba), cine y audiovisual (SIGNIS) e informática (RIIAL). Integra experiencias, inquietudes y aportes; impulsa la pastoral de la comunicación social; promueve la formación cristiana, ética y profesional de los comunicadores católicos; orienta el empleo de los recursos disponibles…

Hace dos años, las autoridades del país le dijeron al cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado vaticano, que permitirían a la Iglesia un mayor acceso a los medios oficiales de prensa escrita y de radio y, en menor medida, a la televisión. ¿Qué avances se han dado este sentido?

Los medios masivos de comunicación –prensa, radio y televisión– continúan siendo propiedad estatal, y responden al programa ideológico del Partido Comunista. La vida de la Iglesia local no es noticia ni se refleja en los medios estatales, a excepción de algunos acontecimientos importantes. La prensa extranjera en Cuba se interesa por actividades como las procesiones religiosas, pero su información sólo es vista y difundida fuera del país. En los últimos años, se ha visto un incremento de mensajes episcopales, limitados a 15 minutos, en emisoras de radio provinciales, en Navidad, Semana Santa o la festividad de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre (8 de septiembre). Para ello es necesario siempre el permiso de las autoridades correspondientes.

En los 90, se dio en todas las diócesis un despliegue de publicaciones al servicio de la evangelización. ¿Se ha suspendido alguna?

Willy-Pino-2En todas las diócesis hay algún medio informativo, aunque sea una pequeña hoja parroquial. Sucede que terminan unas y comienzan otras. La salida del país de personas va mermando posibilidades, pues hay que formar a otros comunicadores. A veces, el cambio de sacerdote o de comunidad religiosa lleva a suspender la publicación, si depende del apoyo económico que se reciba. La Iglesia no dispone de recursos adecuados de impresión. No se puede acceder a una imprenta estatal y no ha sido posible adquirir una imprenta moderna propia.

Carácter legal

¿Cómo se insertan las publicaciones católicas entre los medios estatales?

Toda publicación que circule en el territorio nacional debe estar inscrita en el Registro Nacional de Publicaciones Seriadas, entidad estatal que les otorga un carácter legal. Hasta ahora, la Iglesia no ha inscrito a las publicaciones católicas en tal registro salvo alguna excepción. Recientemente, la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba convino en iniciar el proceso de inscripción de algunas publicaciones diocesanas.

¿A qué aspira la Iglesia cubana en el ámbito de los medios?

Desearíamos tener un acceso normal. Que las noticias de ámbito religioso sean informadas de manera sistemática y no ocasional. Quisiéramos tener espacios en la prensa estatal escrita, radio y televisión, quizás empezando en las provinciales. Y no sólo para programas puramente religiosos. Creemos que podemos ayudar en la educación en valores, en rescatar principios y en sacar lecciones de nuestra historia; también brindando una mirada desde la fe a los problemas y dilemas de los cubanos “de a pie”. Tenemos experiencias en spots, seriales y materiales que se pueden utilizar en la radio y la televisión…

¿Cómo afectará al pueblo cubano la visita del arzobispo Celli?

Es una visita pastoral. No sabemos si la recogerán los noticieros de radio y televisión. No creo que tenga repercusión inmediata en la vida del pueblo, pero será de mucho provecho para quienes laboramos en la Comisión de Medios. Lo demás queda, como siempre, en las manos de Dios, “que trabaja a todas horas”.

En el nº 2.682 de Vida Nueva.

Actualizado
06/11/2009
Compartir