Sistach pide “recuperar el nivel moral” de la sociedad

Sistach(J. L.) Sin citar en ningún momento la palabra “corrupción”, que en las últimas semanas –y más recientemente en Cataluña– llena las portadas de los periódicos y abre los informativos de televisiones y radios, el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach ha escrito una carta pastoral en la que aboga por “recuperar el nivel moral” de la sociedad, a la vez que advierte ante el hecho de que esas conductas pueden conducir hacia una situación individual y general de “desmoralización y de abandonarse, diciendo que ‘todos se comportan igual’”.

“La situación de nuestra sociedad detecta una caída bastante generalizada del nivel ético y moral, tanto personal como colectivo”, por lo que recuerda que, para los cristianos, “es una grave obligación de este momento no dejarse desmoralizar”. “La aceptación de la desmoralización nunca es cristiana –abunda–, como tampoco lo es la desesperación y el desánimo, signos de poca fe”.

Por ello, y frente a un fenómeno que el cardenal catalán considera que, “por desgracia, es casi universal”, apuesta porque estos sucesos “nos han de mover a los cristianos a vivir y a dar testimonio con los hechos de que la antropología cristiana, desvelando la dignidad inviolable de toda persona, ilumina y posibilita la realización de los auténticos valores humanos e inspira y sostiene el compromiso del testimonio cristiano en la vida personal, cultural y social”.

El arzobispo barcelonés, que considera que entre los factores determinantes de la actual crisis económica mundial están “la caída moral, el dejarse llevar por la deshonestidad y la codicia a cualquier precio”, insiste, a su vez, en que en estos complicados momentos es necesario atender a aquellas voces que piden “que no nos desmoralicemos, que no aceptemos este bajón del nivel ético de nuestra sociedad”.

En el nº 2.682 de Vida Nueva.

Actualizado
06/11/2009
Compartir