Piden que la globalización tenga en cuenta el hecho religioso

Dos congresos reivindican que no se ignore la dimensión sociopolítica de la ética y la espiritualidad

Obreros(Miguel Ángel Malavia) Casi en las mismas fechas y en un ámbito geográfico próximo, han tenido lugar dos encuentros con representantes de primer nivel en los que se abordó la actual situación de crisis económica en clave religiosa, buscando en la fe un fundamento ético como referente a tener en cuenta para avanzar hacia una sociedad más solidaria y equitativa. Así, del 9 al 11 de octubre, en Córdoba, se desarrolló el Congreso Crisis Global y Espiritualidad, convocado por la Liga Internacional de Socialistas Religiosos (ILRS). Por otro lado, Sevilla albergó, del 10 al 12, el Foro Social Temático Español 2009, siendo su objetivo el intento de profundizar en las Espiritualidades y Éticas para otro mundo mejor posible.

En cuanto a las jornadas que se celebraron en Córdoba, y que contaron con la presencia de alrededor de 200 participantes de 18 países, fueron inauguradas por el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. También estuvieron otros destacados políticos socialistas, como el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono; el diputado y ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera; o el europarlamentario Ramón Jáuregui. En una acción que fue calificada de “histórica”, en la clausura de la cita, el colectivo Cristianos Socialistas fue incluido oficialmente en la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, siendo su representante en la misma el que hasta ahora era su máximo responsable, Carlos García de Andoin.

El profesor de Economía en la Universidad de Deusto-Bilbao, Ricardo Aguado, quien disertó en su ponencia sobre la iniciativa de la Alianza de Civilizaciones, explicó a Vida Nueva que el objetivo fundamental del congreso era la reivindicación de una ‘globalización social’: “Reivindicamos el papel de las religiones para que hagan una oferta ética propia ante la vigencia de un modelo de globalización en el que imperan el mercado y la maximización individual, sin mirar por el bien del conjunto, de la sociedad en general”. A su juicio, “vivimos en un mundo interconectado, pero sólo en lo relativo al intercambio de flujos financieros, de dinero. No se da esa misma conexión en valores, en la idea de fomentar la sociedad y la persona. Es decir, no se globalizan la solidaridad o la fraternidad”. Valores que sí son propios de las religiones, añadió, “que tienen mucho que decir, porque lo han hecho muchas veces históricamente sobre aspectos concretos, como las relaciones de trabajo. Claro ejemplo es la última y maravillosa encíclica del Papa Caritas in veritate, en la que plantea minuciosamente hasta qué punto la falta de ética ha sido causa de la crisis”.

Respecto al Foro de Sevilla, éste fue convocado por un total de 47 colectivos, muy diversos entre sí: desde CONFER, entre muchos otros por parte católica, hasta instituciones islámicas, budistas o hindúes. Muchas otras carecían de cualquier signo religioso, concentrando agrupaciones ecologistas, feministas o especializadas en la atención a la inmigración. La base teórica que dio forma al encuentro, que albergó a cerca de 1.500 participantes, se concretó en la denuncia del “sobredesarrollo científico y tecnológico”, tal y como rezaba su manifiesto. Frente a esta abundancia material, seguía el texto, se aprecia un paralelo “subdesarrollo ético, social y político que provoca desigualdad, injusticia social y violencia”. Es por ello que “todo gran poder necesita un fuerte espíritu que lo controle y gestione”. Y en ese generar valores necesarios, “sería un error ignorar la dimensión sociopolítica de la ética y la espiritualidad”, afirman.

 

LOS SOCIALISTAS CRISTIANOS Y EL ABORTO

Pese a que en el Congreso Crisis Global y Espiritualidad, convocado por la Liga Internacional de Socialistas Religiosos (ILRS) y desarrollado en Córdoba entre el 9 y el 11 de octubre, no se hizo mención al asunto –al tratarse de un encuentro en clave internacional y monográfica en torno a la propuesta ética de las religiones ante los excesos del actual modelo de globalización–, desde el colectivo Cristianos Socialistas, integrado en el PSOE, se aseguró que antes de la manifestación de Madrid del 17-O, en contra de la reforma de la Ley del Aborto –tal y como anunció Vida Nueva en el número anterior–, harían pública su posición en torno a esta cuestión. Por el momento, se desconoce el contenido de ese comunicado.

En el nº 2.679 de Vida Nueva.

Actualizado
16/10/2009
Compartir