El DOMUND pide ayuda para quienes “siempre están en crisis”

La Jornada Mundial de las Misiones se celebra el domingo 18 con el lema ‘La Palabra, Luz para los Pueblos’

Niño-africano(Victoria Lara) En una situación de crisis económica como la que vivimos, el arzobispo de Pamplona y Tudela y director nacional de las Obras Misionales Pontificias (OMP), Francisco Pérez González, ha pedido a los ciudadanos que sean solidarios con los más de 17.500 misioneros españoles que hay por todo el mundo y que tengan en cuenta que “los misioneros siempre están en crisis”, con motivo de la Jornada Mundial de las Misiones, que se celebra el domingo 18 de octubre y en la que tiene lugar la tradicional campaña del DOMUND. La Palabra, Luz para los Pueblos es el lema elegido este año, en consonancia con el último Sínodo de los obispos, porque, como explicó el prelado durante la presentación de la campaña en Madrid, lo que “mueve a los misioneros es la Palabra de Dios” y la “Luz vencerá a las tinieblas”.

Según Francisco Pérez, se podrían hacer una serie de relexiones en torno al lema. La primera de ellas es que la Palabra de Dios es el “Evangelio vivo”, pero también “es como el oxígeno para los pulmones, no podemos vivir de palabras vacías”; además, “sus frutos son muy abundantes”. Por último, “quien se adhiere a la Palabra provoca la unidad”; y “quien se fía de la Palabra hace posible que en su vida habite Dios”.

Durante la presentación, dos misioneros ofrecieron el testimonio de su trabajo en dos de los continentes más necesitados del planeta: África y América. La primera fue Amparo Cuesta, de las Misioneras de Nuestra Señora de África (Hermanas Blancas), quien ha desarrollado su labor de evangelización en Malawi y recientemente en Argelia, centrada en la promoción de la mujer, principalmente. Durante sus últimos años en Malawi estuvo atendiendo a enfermos de sida en un país con un millón de seropositivos, de los cuales 600.000 personas han desarrollado la enfermedad. “Nos ocupamos de formar en cada parroquia a grupos encargados de atender a las personas enfermas, pues no querían ir a los hospitales, ni siquiera que se les hiciera el test, para que no los estigmatizaran”, explicó Amparo Cuesta.

Su último destino ha sido Argelia, donde la población cristiana es muy minoritaria: “Hemos creado lazos de unión y amistad con el pueblo argelino y les hemos ayudado a que se desenvuelvan por ellos mismos”. Cuesta se mostró muy orgullosa de que las Hermanas Blancas hayan fundado 22 congregaciones de religiosas africanas, pues el empeño de estas misioneras ha sido siempre “africanizar”.

Cubrir las necesidades

El otro testimonio fue el de Mariano Merchán, quien, a sus 80 años, ha vivido los 36 últimos en la diócesis de Guayaquil (Ecuador), en los que ha pasado por tres etapas: la primera trabajando en una zona rural y muy marginal, la segunda en el Suburbio de Guayaquil y una tercera etapa en la que estuvo al frente de la parroquia principal de toda la zona. Durante las dos primeras fases, la mayor parte de su trabajo consistió en crear las infraestructuras necesarias para atender las necesidades sanitarias, educativas, de vivienda y espirituales de la población, mientras que, en su última etapa, centró su labor de manera especial en la formación del laicado, con la creación de retiros
parroquiales.

El subdirector nacional de las OMP y director del secretariado de la Comisión Episcopal de Misiones, Anastasio Gil, mostró su deseo de que “tengamos un DOMUND muy económico” para que, entre otras cosas, España siga siendo –como lo viene demostrando en los últimos años– uno de los países del mundo (el segundo tras los Estados Unidos) que más aporta al Fondo Universal de Solidaridad (ver cuadro). En 2008, la cantidad total recaudada en nuestro país ascendió a casi 17,5 millones de euros, y, según Gil, la tendencia en los últimos años ha sido de crecimiento, aunque en el pasado ejercicio se notó un descenso en las donaciones por herencias, legados y testamentos, que bajaron unos 2 millones de euros.

A falta de que se haga pública la distribución de las ayudas del año 2008, en 2007 España destinó una cantidad de casi 15 millones de euros a 28 países de África, 15 de Asia, 11 de América, 3 de Europa y 2 de Oceanía. Los países que más ayudas recibieron de nuestro país fueron Camerún (2,2 millones de euros), Centroáfrica (1 millón de euros), Antillas (859.000 euros), China (664.000 euros) y Senegal (648.000 euros).

Cuadro-Domund

En el nº 2.679 de Vida Nueva.

Actualizado
16/10/2009
Compartir