La Iglesia boliviana quiere una campaña electoral en paz

Un reciente mensaje episcopal aboga por el respeto y la ausencia de incidentes durante los próximos meses

Elecciones-Bolivia(Ronald Grebe– La Paz) La Iglesia católica boliviana y la Defensora del Pueblo han condenado los actos de violencia en los meses previos a los comicios generales del 6 de diciembre y han pedido a los políticos “campañas respetuosas, pacíficas y dentro el marco democrático, desterrando, de una vez por todas, los insultos, la violencia y las manifestaciones de tinte racista”, señaló el secretario de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Jesús Juárez.

En este marco, la CEB acaba de hacer público un nuevo mensaje en el que aboga por campañas que sean “un espacio para que los candidatos presenten libremente los programas de gobierno y la visión de país y se puedan debatir abierta y democráticamente sin ninguna limitación e intolerancia y en igualdad de oportunidades en todas las regiones y ámbitos de la sociedad”.

El texto episcopal recuerda que “los actores políticos están llamados a formular y presentar programas realizables y viables con miras al bien común y con particular atención a las necesidades más profundas y urgentes de la población, con la perspectiva de avizorar ‘un desarrollo humano integral’”, en palabras del Papa. Por eso, ningún sector puede apoyar las acciones violentas, a las que se opone frontalmente la Iglesia, que “promueve una cultura de paz, no de confrontación, una cultura que respete la dignidad de la persona humana”, recordó Juárez.

En la misma línea, la Defensora del Pueblo, Rielma Mencias, pidió a candidatos y militantes de los partidos políticos respeto hacia sus adversarios electorales en cualquier parte del país.

Estas declaraciones se produjeron después de que dos agrupaciones advirtieron por separado que no permitirán que el oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) cometa “abusos” contra candidatos opositores como los ocurridos en Cochabamba y El Alto, donde sectores sociales anunciaron que impedirán actos proselitistas de la oposición.

El mensaje de los obispos, mientras, llama también la atención sobre otro aspecto no menos importante: “Dada la realidad de país pobre y de la crisis económica que padecemos –advierten–, las campañas tendrán que llevarse en un ambiente de austeridad y sin despilfarros. De otra manera, serían un insulto y una injusticia hacia muchos hermanos nuestros que viven en condiciones precarias, azotados por la extrema pobreza”.

Finalmente, los prelados valoran la vocación democrática de su pueblo que, “en el cumplimiento de lo acordado por los actores políticos, ha acudido en su casi totalidad a inscribirse en el nuevo padrón electoral biométrico, instrumento que deberá garantizar unas elecciones limpias, transparentes y sin sombras de fraude”.

El arzobispo de Cochabamba, Tito Solari, por su parte, pidió a los ocho candidatos deponer el egoísmo y parar los insultos ofensivos, al tiempo que exhortó a la clase política a no condenarse, calumniarse ni destruirse mutuamente, porque esas prácticas y actitudes no construyen, sino que destruyen y separan.

A las elecciones de diciembre se presenta el actual presidente, Evo Morales, primer mandatario que aspirará a la reelección de forma consecutiva. Además de él, otros siete candidatos concurren a las urnas: entre ellos, el ex alcalde de Potosí, René Joaquino; el ex prefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa; el empresario Samuel Doria; y los dirigentes campesinos Alejo Veliz y Román Loayza. Todos ellos se postulan a la Presidencia para los próximos cinco años.

PROTAGONISTAS DE LA MISIÓN

Recientemente, la ciudad de Santa Cruz acogió el III Encuentro de Secretarios de la Infancia y Adolescencia Misionera (IAM) del Cono Sur, un motivo de alegría, en cuanto “significa que jugamos un rol de aporte y reflexión que nos impulsa a seguir”, manifestó el padre Eugenio Scarpellini, director de las Obras Misionales Pontificias en Bolivia, en referencia al protagonismo de niños y adolescentes en la misión.

Durante la reunión –a la que asistieron delegados de Chile, Brasil, Uruguay, Argentina, Paraguay y Bolivia– se reflexionó sobre cómo los países pueden ayudarse con itinerarios formativos de fe y con subsidios para que este caminar sea fruto de un compromiso que profundice la fe aumentando el camino hacia el encuentro con Jesús.

Durante la inauguración, el arzobispo de Santa Cruz y presidente de la CEB, el cardenal Julio Terrazas, invitó a que los niños y jóvenes tengan ese verdadero encuentro con Cristo para reconocerlo en sus vidas, porque “el verdadero discípulo no es aquél que aprende las lecciones de memoria, sino el que encuentra a Cristo en su vida”.


rgrebe@vidanueva.es

En el nº 2.678 de Vida Nueva.

Actualizado
09/10/2009
Compartir