Un milagro de “Lolo”, paso decisivo hacia su beatificación

Lolo(Victoria Lara) La curación de un niño de dos años por la intercesión de Manuel Lozano Garrido “Lolo” fue  aprobada como milagrosa por la comisión de cardenales de la Congregación para las Causas de los Santos en la reunión que mantuvieron el 29 de septiembre. El reconocimiento de este milagro por el Vaticano supone un paso decisivo para la beatificación del escritor y periodista linarense –que fue colaborador de la revista Vida Nueva–, después de que en diciembre de 2007 el papa Benedicto XVI le otorgara el título de Venerable con un decreto en el que se decía  que “la enfermedad era la causa de su santificación, el sufrimiento era su cátedra”, pues “Lolo” pasó 28 años en una silla de ruedas y los nueve últimos de su vida, ciego.

El caso sometido a estudio (tramitado en 1999-2000) era el de un niño de dos años, con sarampión, cuya enfermedad degeneró, tras varias operaciones y un empeoramiento progresivo, en un cólico fecaloideo. Pasó de 14 kilos de peso a siete y no respondía a los tratamientos antibióticos. Un episodio de septicemia por pseudomonas hizo que se esperara su muerte inminente. Tras poner el crucifijo de “Lolo” bajo su almohada, el niño empezó a responder a los tratamientos.

Lozano Garrido fue un activo miembro de Acción Católica desde su juventud y su vocación periodística le llevó a escribir 9 libros y cientos de artículos de prensa, que fueron para él el cauce de su afán evangelizador.

En el nº 2.677 de Vida Nueva.

Actualizado
02/10/2009
Compartir