Amigo pide que la solidaridad se asiente en la justicia

(Vida Nueva) Sevilla acogió, del 18 al 22 de septiembre, la Asamblea General de la Conferencia de Comisiones de Justicia y Paz de Europa, bajo el título ¿Cuáles son las fronteras de la solidaridad en Europa?. Representantes de las 31 comisiones nacionales de Justicia y Paz del continente analizaron el fenómeno de la migración y la nueva pobreza en España y el resto del continente. Para ello, compartieron las experiencias vividas en varias visitas a centros gestionados por la Iglesia y por organizaciones laicas.

“Europa presume de civilización y ofrece más interrogantes e inquietudes que seguridad y esperanza”, lamentó el cardenal Carlos Amigo. En su intervención en la Asamblea, el arzobispo de Sevilla pidió que se deje “bien asentado el fundamento de la justicia”, porque si no “las mejores intenciones y proyectos quedarían sin consistencia”. “La justicia es reconocimiento de unos derechos incuestionables. Pero, incluso, más allá de esos mismos derechos reconocidos, hay unos valores más altos: la dignidad de la persona, sujeto de esos derechos.

La solidaridad no puede tener otro asiento que no sea el de la justicia”, aseguró el cardenal.

En el nº 2.676 de Vida Nueva.

Actualizado
25/09/2009
Compartir