Jóvenes franciscanos ‘tomaron’ Compostela

Procedentes de 17 países, conmemoraron el VIII centenario de la orden

Centenario-franciscanos(Miguel Ángel Malavia) Las celebraciones que durante el año 2009 están teniendo lugar por la conmemoración de los 800 años desde la fundación de la Orden Franciscana, tuvieron uno de sus referentes en el Encuentro Europeo de Jóvenes que, del 9 al 15 de agosto, se desarrolló en el Camino de Santiago. En declaraciones a Vida Nueva, David López, miembro del equipo organizativo, calificó de “muy positivo” el balance extraído de las jornadas. Así, éstas congregaron a unos 1.100 participantes provenientes de 17 países de todo el continente. Se trata de la segunda cita de este tipo, tras la celebrada en 2007 en Asís.

La reunión se inició el 9 de agosto en León, con un festival musical a cargo de un grupo de frailes franciscanos. Del 10 al 12 tuvo lugar la peregrinación hasta Santiago de Compostela, permaneciendo luego los jóvenes en la capital gallega hasta el día 15. Todos los participantes destacaron el ambiente de fraternidad y alegría vivido a lo largo de la semana. Frente a las voces que achacan un excesivo peso de lo festivo en las grandes concentraciones eclesiales para jóvenes, David López defiende estos eventos: “Para ellos es muy bueno reunirse con otros jóvenes creyentes, provenientes de diferentes contextos pero compartiendo unas mismas inquietudes. Eso les da fuerza para volver a sus comunidades y compartir esta vida con sus pequeños grupos”.

Junto a los momentos para compartir experiencias y testimonios, el auténtico núcleo del encuentro fueron las catequesis. Entre los catequistas de excepción, como el superior de la Orden Franciscana, José Rodríguez Carballo, se encontraba el cardenal hondureño Óscar Rodríguez Maradiaga. Éste, con un tono de cercanía, pidió a los jóvenes una mayor implicación en su formación espiritual: “¿Conocemos al Señor Jesús? Si no le conocemos, ¿cómo vamos a amarle? Tenemos que alimentarnos con la Palabra de Dios y con el Pan de Vida, con la santa Eucaristía y así conocer a Jesús para poder amarlo; y el que ama sabe que tiene que servir”.

Muy significativas fueron las palabras del arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Barrio, en la vigilia que tuvo lugar el día 12 en la catedral: “Hoy muchos jóvenes se alejan silenciosamente de la Iglesia. ¿Cuántas veces estamos sin rumbo ni meta? Esperamos de Dios y no llega lo que deseamos; pero Jesús camina a nuestro lado, no lo dudéis. Sólo es que no le reconocemos. Es cuando tenemos el encuentro con el Señor cuando nuestro corazón arde. ¿Lo habéis vivido en esta peregrinación?”.

En el nº 2.672 de Vida Nueva.

Actualizado
28/08/2009
Compartir