Cristianos y musulmanes, unidos por la emigración

Cádiz acoge un encuentro interreligioso ante las muertes en aguas del estrecho

encuentro-interreligioso(Marina de Miguel) “Sentimos el mismo dolor, el mismo deseo de que el mar sea un espacio de amistad y encuentro, no un lugar donde sucede tanta tragedia”. Gabriel Delgado Álvarez, director del Secretariado de Migraciones del Obispado de Cádiz y Ceuta, explica a Vida Nueva el propósito del Encuentro de Oración Interreligiosa que el 6 de julio congregó a más de 600 personas junto al gaditano Faro de Trafalgar. Ante sendos ejemplares de la Biblia y el Corán, cristianos y musulmanes mostraron su pesar por los sueños y esperanzas que se ha tragado la travesía del Estrecho, como los de los tripulantes de la patera que el 29 de junio naufragó cerca de la playa de Barbate, de los que nueve fallecieron ahogados. 

Estamos en uno de los tres pasos más importantes que hay en el mundo de la inmigración. Por eso, en la Iglesia diocesana ha ido creciendo una sensibilidad muy importante ante estas tragedias”, afirma indicando que el acto tuvo una triple vertiente: de oración y encuentro, solidaridad con las víctimas y sus familias, y denuncia de tanto dolor. 

En un ambiente de armonía y recogimiento se sucedieron los cantos, oraciones y plegarias de ambas religiones. Desde el Padre Nuestro hasta el ‘Al Fatihat’, pasando por las Bienaventuranzas o el salmo sufí ‘Hakima’… El momento más emotivo fue cuando nueve mujeres musulmanas depositaron alrededor de los textos sagrados otras tantas velas encendidas para recordar a las víctimas del naufragio.

encuentro-interreligioso-2Durante su intervención, el obispo de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos Atienza, recordó que los congregados eran “buscadores de un mismo Dios”. Así pidió en su saludo: “Reúne a los hombres y mujeres de todas las razas y culturas, de todos los lugares y de todas las lenguas, que ellos canten tu alabanza unidos en el mismo amor y en la misma búsqueda de tu presencia”.

El encuentro se enmarca dentro de los actos que el Secretariado de Migraciones realiza para denunciar el drama de la emigración clandestina. Desde hace catorce años se celebra el último viernes de septiembre una vigilia por los fallecidos en el paso del Estrecho y también se realiza una importante labor de concienciación con los jóvenes de ambas orillas, a través de un certamen de teatro o la proyección en colegios e institutos del DVD titulado Mensaje en una botella. Los riesgos de la emigración clandestina

En el nº 2.669 de Vida Nueva.

Actualizado
17/07/2009
Compartir