Los obispos de Camerún dicen “no” al aborto

Ante la ratificación del Protocolo de Maputo, recuerdan que “la vida es sagrada”

mujer-africana-con-bebe(Victoria Lara) El Episcopado camerunés ha emitido una declaración al término de su 34ª Asamblea Plenaria, celebrada en Yaundé a finales de junio, en la que manifiestan su oposición a la legalización del aborto, a propósito de la reciente ley que permite al presidente de la República ratificar el llamado Protocolo de Maputo. Dicho Protocolo, que fue aprobado por la segunda sesión ordinaria de la Unión Africana en la ciudad mozambiqueña que le da nombre el 11 de julio de 2003, autoriza en su artículo 14 el aborto médico en caso de violación, incesto, o cuando continuar con el embarazo pueda poner en peligro la salud física o mental de la madre, o la vida de la madre o del feto.

En su nota, que ha sido difundida por la agencia Fides, los obispos reconocen que esta ley -que lleva el nombre de Carta de los derechos del hombre y de los pueblos en relación a los derechos de la mujer-, busca “proteger a la mujer africana de las distintas formas de violencia física y de la discriminación”, agregando que “la Iglesia católica aprueba la intención de proteger a la mujer de las injusticias sociales y de cualquier forma de abuso”. Pero consideran los obispos que el citado artículo 14 “incide realmente en la vida que está por nacer, haciendo de los derechos reproductivos un abuso a la mujer. En otras palabras, este artículo lleva a la legalización del aborto en África y nosotros lo condenamos”, manifiestan con rotundidad. 

En este sentido, recuerdan que, desde su aprobación, el Protocolo ha suscitado fuertes reacciones de la Iglesia católica, entre ellas la del propio Benedicto XVI, quien en su discurso del 7 de enero de 2007 al Cuerpo Diplomático ante la Santa Sede se refería directamente al Protocolo calificándolo como un intento de “trivializar subrepticiamente el aborto”. En su reciente visita a Camerún, el Papa exhortó a los médicos para que protejan “la vida humana, desde su concepción hasta la muerte natural”.

Cultura africana

Asimismo, los prelados alegan en su declaración que la defensa de la vida humana es parte de la cultura africana: “Los creyentes de nuestro país, así como los auténticos africanos, consideran sagrada la vida y condenan todo lo que la amenaza. Para ellos el aborto es un crimen”. 

Por todo ello, el Episcopado apela “a la conciencia de cada uno para defender la vida y eliminar el aborto, los medios anticonceptivos artificiales y todos los abusos que amenazan la dignidad de la persona humana”.

En el nº 2.668 de Vida Nueva.

Actualizado
10/07/2009
Compartir