La salud mental: otro freno al desarrollo en el Tercer Mundo

‘Juan Ciudad ONGD’ trabaja para mejorar la atención sanitaria en estos países

juan-ciudad(Texto: Victoria Lara. Fotos: Juan Ciudad ONGD) Cuando se habla de los factores que frenan el desarrollo de los países subdesarrollados, siempre se mencionan la pobreza, la falta de recursos, la violencia, las enfermedades…, pero nunca se habla de los problemas de salud mental. Sin embargo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS): “Para todas las personas, la salud mental y física y el bienestar social son componentes vitales inextricablemente ligados”. Así, podríamos afirmar que los problemas de salud mental son también un obstáculo para el desarrollo de los países empobrecidos. Convencidos de esta realidad, la ONG Juan Ciudad, creada en 1991 por iniciativa de los Hermanos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD), ha desarrollado recientemente varias campañas de sensibilización en tres comunidades autónomas españolas con el lema ¡Implícate en el desarrollo de los países empobrecidos! Claves para mejorar la salud mental

juan-ciudad-2“Una familia que tiene un hijo con algún trastorno mental se siente culpable, los padres no entienden por qué le está ocurriendo eso a su hijo, normalmente piensan que es un ‘hechizo’ arrojado por otra persona o que es un castigo de los ‘espíritus’ porque no han respetado alguna costumbre o tradición. Además, las personas que padecen algún trastorno mental son apartadas de su comunidad e incluso rechazadas por su propia familia”, asegura a Vida Nueva Françoise Fayé, director del centro de salud mental Dalal Xel, en Thies (Senegal). Así lo confirma también Adriana Castro, responsable de Comunicación de la ONG y coordinadora de estas campañas, que ya se han llevado a cabo en la Comunidad Valenciana, en Castilla-León y en Madrid. Las acciones han consistido en la edición de material informativo, así como la organización de varias jornadas que han contado con la participación de especialistas en salud mental. 

juan-ciudad-3El hermano Calixto Plumed, director de Juan Ciudad ONGD y psicólogo experto en la materia, explica la importancia de sensibilizar a la población sobre este tema: “La salud mental es la gran marginada de todo el mundo de la salud, incluso aquí, en los países desarrollados. La característica de la Orden es ponerse del lado del más marginado, que es el enfermo mental. Si aquí en nuestra sociedad la cosa está mal, imáginate en una sociedad en la que esto no suena. Allí hay otras cosas que se atienden primero y no se llega a estos enfermos. Además, estos problemas están rodeados de muchas creencias y muchas supersticiones”. 

juan-ciudad-4La Orden de San Juan de Dios, con una larga trayectoria en cuanto a atención sociosanitaria -gestiona más de 115 centros sanitarios en países de África, América Latina y Asia-, puede hablar con autoridad sobre el tema de la salud mental, pues cuenta con 81 centros especializados en todo el mundo, realizando más de 3 millones de asistencias a enfermos mentales al año. Desde su constitución, Juan Ciudad ONGD viene apoyando a través de proyectos de cooperación y desarrollo, la labor de 18 centros dedicados exclusivamente a la salud mental en 13 países de América Latina y África. Estos proyectos pasan por la remodelación y el equipamiento de infraestructuras, el mantenimiento de las instalaciones, programas de salud preventiva, nutricionales, talleres ocupacionales y de formación, así como el envío periódico de contenedores con ayuda humanitaria (material quirúrgico, medicinas, ropa hospitalaria, alimentos…).

Integrar al enfermo

juan-ciudad-6Por ejemplo, gracias al trabajo de Juan Ciudad, el pasado año pudo ponerse en marcha un centro en San Pedro Sula (Honduras), financiado en parte con dinero público de la cooperación española. Hasta entonces, los dos únicos centros públicos especializados en salud mental de este país estaban en la capital, Tegucigalpa, y se detectó la necesidad de atender la zona norte, donde se ha producido en los últimos años un crecimiento económico muy rápido, con la consiguiente emigración de población rural a las ciudades para trabajar. Existe, además, el problema añadido de que en estas naciones no hay profesionales especializados en esta materia porque no hay facultades que ofrezcan la formación necesaria. 

juan-ciudad-7Víctor Manuel López, director de los centros de la Provincia de México y América Central de los Hermanos de San Juan de Dios, habla de cuáles son los principales problemas mentales que afectan a la población de estos países: “Trastornos afectivos, depresiones, trastornos bipolares, adicciones y trastornos degenerativos como las demencias”. Explica que en los cuatro centros de salud mental que existen en México el modelo de atención busca “la integración del enfermo en su núcleo familiar, el tratamiento ambulatorio a través de la consulta externa, de manera que se pueda generar una mayor conciencia de las necesidades de salud mental”.

César Sánchez González, superior provincial de la Provincia de México y América Central de la OHSJD conoce de cerca la situación del centro de San Pedro Sula (Honduras) y cuáles son los principales factores que favorecen la aparición de estas enfermedades y trastornos: “La pobreza, la violencia, la desnutrición, la inseguridad… En muchos casos son la respuesta a un estrés por la misma violencia del país”. Está convencido de que se puede hacer mucho para mejorar la salud mental en Honduras, pero para ello considera imprescindible que el Gobierno “se interese en promover estas realidades, que admita que es una enfermedad más que necesita una atención”. 

Desconocimiento

juan-ciudad-8En África la situación es muy similar, tal y como explica Françoise Fayé: “La salud mental en los estados africanos no es una prioridad en la mayor parte de políticas nacionales de salud. Hay carencia de recursos humanos y económicos, y existe mucha ignorancia y falta de interés por parte de los que toman las decisiones”. De hecho, uno de los objetivos de Juan Ciudad ONGD cuando consigue llevar a cabo alguno de sus proyectos, es que las autoridades del país en cuestión también se impliquen en dichas iniciativas. La desinformación y la falta de recursos económicos de la población no hacen sino agravar el problema: “En Senegal hay mucha pobreza y la mayoría de estas personas no pueden pagar los servicios de un médico privado, además de que normalmente acuden siempre primero al curandero tradicional de su pueblo, ya que muchas veces desconocen que existen centros como Dalal Xel a los que podrían asistir”.

Volviendo a las campañas de sensibilización que se están llevando a cabo en España, Adriana Castro explica que la idea es que tengan una continuidad a lo largo del tiempo y trasladar estas acciones a la totalidad del territorio nacional. Asimismo, se pretende que los documentos editados puedan convertirse incluso en material de referencia sobre esta materia, de la que se ha escrito muy poco hasta ahora. Calixto Plumed anuncia la realización de un proyecto más ambicioso a medio o largo plazo: “Iniciar en la Orden un estudio de psicología y psiquiatría transcultural, aprovechando los recursos de los diferentes países”.

“Todo lo que se haga es poco”

En los países desarrollados el porcentaje de personas que padecen trastorno mental y no reciben tratamiento oscila entre el 44% y el 70% mientras que en los países en vías de desarrollo este porcentaje puede suponer hasta el 90%, lo que significa que la mayoría de la población con enfermedad mental en estos países no recibe la atención necesaria. Por ello, según Calixto Plumed, “todo lo que se haga es poco”. La realización de los  proyectos de Juan Ciudad -no todos están orientados a la salud mental, pero sí una parte muy importante- es posible gracias a la financiación pública (comunidades autónomas, ayuntamientos…) y a la financiación privada (donativos de los socios, aportaciones puntuales de particulares, Obra Social de la Orden…). 

La organización Farmacéuticos Mundi colabora también donando medicamentos. Por otra parte, Plumed explica que hay estudiantes de medicina especializados en psiquiatría que cuando están acabando su carrera hacen su proyecto-oferta para irse a estos países como cooperantes o para formar a otros profesionales autóctonos.

Para contactar con Juan Ciudad ONGD: C/ Herreros de Tejada, 3-C. 28016 Madrid

juanciudad@juanciudad.org

Donativos: Banco Santander Central Hispano (BSCH): 0049-6096-46-2126063145

En el nº 2.668 de Vida Nueva.

Actualizado
10/07/2009
Compartir