“No quiero ser un ‘boss’, sino un discípulo”

Los franciscanos reeligen al español José R. Carballo como Ministro general

rguez-carballo(M. Gómez) Os agradezco sinceramente el haberme entregado, por segunda vez, la custodia de la Orden de los Hermanos Menores. Necesito fuertemente vuestra colaboración, vuestra oración y vuestro apoyo para desarrollar bien mi tarea. He aceptado nuevamente este ‘tiempo de servicio’ (quisiera que no se usase la palabra mandato), porque creo firmemente en la actualidad del carisma franciscano. (…) No quiero ser un leader, un boss, un maestro, sino un discípulo. Quiero aprender a ser ministro, esto es, siervo de todos. ¡Estoy dispuesto a dar mi vida por la Orden!”.

Con estas palabras agradecía José Rodríguez Carballo su designación, para los próximos seis años, como Ministro general de la Orden de los Frailes Menores. El gallego repetirá en el cargo, tras la elección que tuvo lugar el 4 de junio, en el marco del 187º Capítulo general ordinario que la Orden está celebrando en la localidad italiana de Asís, desde el 24 de mayo hasta el próximo 20 de junio.

Además de ser electivo, éste es un Capítulo de revisión y programación, en el que los 152 hermanos capitulares están reflexionando “sobre nuestro ser personal”, en el 800º aniversario de la fundación de la Orden. El documento que guía las discusiones es un informe del propio Carballo, Con autenticidad y abiertos al futuro. Hermanos menores, misioneros en el mundo con el corazón vuelto al Señor.

El testimonio de vida personal y fraterno, sigue siendo el camino más eficaz para llegar a la cultura secularizada de hoy”, expuso el Ministro general en el aula. “Nuestra cultura, que parece haber apostado por la vida light, espera y exige de la vida religiosa y franciscana una alternativa y un testimonio profético. Se trata de ofrecer una respuesta no de acomodación ni de mediocridad, sino de una vida renovada y fortalecida en lo esencial, de tal forma que reproduzca la audacia, la creatividad y la santidad de Francisco de Asís“.

Tras esto, el Ministro expresó sus sueños para el futuro de la familia franciscana: “Sueño con una vida franciscana más contemplativa, llena de estupor y entusiasmo por Jesucristo, que tenga el valor de ir a la periferia, a las fronteras, hacia los claustros inhumanos, en un mundo de gentes marginadas, heridas, forzadas, inseguras, para anunciar el rostro misericordioso de Dios, la fraternidad, la reconciliación, la paz y la solidaridad”.

La segunda Orden

Los Frailes Franciscanos Menores son la segunda Orden más importante de la Iglesia católica en cuanto a número, por detrás de la Compañía de Jesús. A 1 de enero de 2008, se registraban 15.030 miembros.

Otros temas tratados han sido vida fraterna en comunidad; minoridad, pobreza y solidaridad; justicia, paz e integridad de la creación; evangelización ordinaria; misión ad gentes; servicio para el diálogo, y formación y estudios.

En el nº 2.664 de Vida Nueva.

Actualizado
12/06/2009
Compartir