La APPRECE denuncia la discriminación de la enseñanza religiosa

(M. Á. Malavia) La Asociación Profesional de Profesores de Religión en Centros Estatales (APPRECE) celebró el pasado 2 de mayo en Gijón la que ha supuesto su 38ª Asamblea General Ordinaria. A la conclusión del encuentro fue hecho público un comunicado en el que se denuncia “la discriminación del alumnado que opta por la enseñanza religiosa” frente a los que eligen su alternativa académica en Bachillerato. Los firmantes muestran su “preocupación” porque la aplicación de la asignatura de Religión está corriendo a cargo de las diferentes autonomías, con la diversidad de situaciones y falta de criterios comunes que ello conlleva.

Desde APPRECE consideran que los gobiernos autonómicos no tienen las competencias necesarias para esa aplicación, “pues se trata de un tema de Estado”, en base a la existencia de la vigencia de los Acuerdos Internacionales Vaticanos, así como a la legislación pertinente: el Real Decreto de Enseñanzas Mínimas del Bachillerato de la LOE, “obligatorio para toda España”. Por ello, piden la atención de los Tribunales Constitucional y Supremo, en el sentido de que hagan valer su jurisprudencia y velen por “una aplicación correcta” y “en las mismas condiciones” entre la enseñanza religiosa y su alternativa académica.    

El comunicado de la asociación concluye reafirmando que la defensa de los derechos de los profesores de Religión deberá basarse, tal y como recoge la propia legislación, en la convocatoria de elecciones propias y en la conformación de Comités de Empresa y Convenios Colectivos particulares.

En el nº 2.660 de Vida Nueva.

Actualizado
15/05/2009
Compartir