Taizé, espíritu de acogida y comunión para jóvenes

Unas 2.000 personas participan en el encuentro de Sevilla del 8 al 10 de mayo

taize-sevilla(Marina de Miguel) Incrementar el espíritu de acogida y comunión entre los fieles”. Éste es el móvil que, según el delegado diocesano de Pastoral Juvenil de la Archidiócesis de Sevilla, Adrián Ríos, impulsa el Encuentro de Taizé, que congrega a más de 2.000 jóvenes de España y Portugal en la ciudad hispalense del 8 al 10 de mayo. ¡Vive lo inesperado! es el lema con el que se hace realidad la invitación que el cardenal Carlos Amigo realizó el pasado año al hermano Alois, prior de la Comunidad desde la muerte del fundador, Roger Schutz.

Buscamos trabajar la dimensión ecuménica y el sentido de pertenencia, dos rasgos esenciales de Taizé”. El programa -adelantado por la delegación- se inicia el viernes a las 21:00 horas con la oración alrededor de la Cruz, a la que asisten el cardenal arzobispo, varios prelados andaluces y el hermano Alois, encargado de la meditación. El 9 por la mañana, tras la oración en las parroquias de acogida, los participantes visitan distintos lugares de sufrimiento y esperanza, en los que “aprenden a mirar desde el Evangelio la opción por los pobres, despertando lugares de confianza en medio del sufrimiento”. A las 13:00 tiene lugar en la Iglesia del Divino Salvador la oración del mediodía y, ya por la tarde, se ponen en marcha varios talleres que animan a vivir lo inesperado a través de la danza contemplativa y la música, en el silencio, dentro de una hermandad, en la Biblia o con los ‘sin techo’. La oración de la Luz, a las 20:00 horas, cierra la jornada, mientras que el domingo se celebra como despedida una gran eucaristía. Ambas tienen como escenario la catedral.

Intensa preparación

Para acoger esta nueva etapa de la “peregrinación de confianza a través de la tierra” que la Comunidad de Taizé prosigue desde hace treinta años, la delegación sevillana ha desarrollado un intenso trabajo de preparación organizativa y espiritual, mediante un taller que ha recorrido la diócesis para presentar el espíritu de esta congregación, que reúne a un centenar de hermanos, católicos y de diversos orígenes protestantes.

Para Ríos, ha sido importante la participación de las familias, parroquias y comunidades a la hora de ofrecer cobijo a quienes acudirán de fuera. “Si una espiritualidad tan concreta como es la Taizé ha suscitado esta respuesta, está claro que Sevilla está preparada para volcarse con la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011”.

En el nº 2.659 de Vida Nueva.

Actualizado
08/05/2009
Compartir