Getafe acoge el primer Encuentro ‘Laicos en marcha’

encuentro-laicos-en-marcha(M. d. M.) Alrededor de 500 personas participaron en el I Encuentro ‘Laicos en marcha’, celebrado del 1 al 3 de mayo en la diócesis de Getafe. Promovido por el Instituto Secular Cruzados de Santa María, buscaba “crear un espacio de convivencia en el que poder compartir experiencias personales y asociadas dentro del ámbito de la evangelización de nuestra sociedad, como laicos insertos en el mundo”. El estreno en el teatro Federico García Lorca del musical Hijos de la libertad, sobre la vida de san Pablo, abrió el amplio programa de actividades apto para todas y cada una de las realidades concretas de los asistentes. El Apóstol de los gentiles también estuvo presente en las catequesis, ya que giraron en torno al lema Brillad como antorchas en medio del mundo (Flp 2, 15). En ellas participaron, entre otros, el obispo auxiliar de Getafe, Rafael Zornoza, quien comentó que “la crisis muestra el fracaso de un sistema basado en la codicia del dinero, la avaricia y el egoísmo. La cultura de la muerte refleja la falsedad de una sociedad sustentada en la mentira”.

La vida diaria, por su parte, fue la gran protagonista de los once talleres que se impartieron la tarde del día 2. Temas tan variados como la bioética, la defensa de la vida, los medios de comunicación, el compromiso público de los católicos, el mundo laboral o el sacerdocio fueron reflexionados por los participantes. “Nosotros, como cristianos, tenemos una tarea, que es tomar conciencia de que la vida humana es un don preciado de Dios”, destacó el médico José Mª Echeverri, director de un centro de orientación familiar en Pamplona. El broche del sábado fue la vigilia de oración en la catedral getafense presidida por el arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez.

El encuentro culminó el domingo 3 con la peregrinación al Cerro de los Ángeles y la eucaristía en la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, en la que el prelado de la diócesis, Joaquín Mª López de Andújar señaló que “si los fieles laicos se insertan junto a sus pastores en la sociedad, serán fermento del mundo para la santidad de los hermanos”.

En el nº 2.659 de Vida Nueva.

Actualizado
08/05/2009
Compartir