El Bierzo honra a su patrona en el templo y en el aula

Congreso de Espiritualidad Mariana en Ponferrada en el centenario de la Coronación de la Virgen de la Encina

congreso-espiritualidad-pon(José Mª de Miguel González– Ponferrada, León) Dentro de las celebraciones de la diócesis de Astorga en el Centenario de la Coronación de Nuestra Señora de la Encina, patrona de El Bierzo (León), la Cátedra Claret, de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, y la Basílica de Ntra. Sra. de la Encina de Ponferrada, programaron un Congreso de Espiritualidad Mariana bajo el lema María en la fe del Pueblo de Dios, que se desarrolló en la capital berciana del 24 al 26 de abril. 

La conferencia inaugural corrió a cargo del arzobispo emérito de Pamplona, Fernando Sebastián, y la de clausura la tuvo el arzobispo de Santiago, Julián Barrio. El congreso fue inaugurado por el obispo de Astorga, Camilo Lorenzo, y junto a él intervinieron el decano de la citada Facultad, Gonzalo Tejerina; el rector de la Basílica de la Encina, Antolín de Cela; y el delegado de la Congregación Claretiana, Aquilino Bocos

En el transcurso del Congreso, los conferenciantes abordaron la figura y mensaje de la Virgen María desde distintos ángulos: en la fe del pueblo de Dios (Fernando Sebastián), en la celebración litúrgica (José María de Miguel), en la historia y espiritualidad relacionadas con la Virgen de la Encina (Avelino de Luis), en el Camino de Santiago (Segundo Pérez López), en la espiritualidad del siglo XXI (José Cristo Rey García Paredes) y en la vida de la Iglesia (Julián Barrio).

Además, se presentaron tres paneles de comunicaciones. El primero, sobre el título Virgen de la Encina como advocación mariana en distintos lugares de España, Francia, Italia y Portugal (A. de Cela, J. L. Castro, J. García). El segundo dio cuenta de las advocaciones, santuarios y fiestas marianas en la diócesis de Astorga (J. M. Sutil, V. Fernández, J. A. Balboa, M. A. González, R. González). El tercero abordó la figura de María en el cine reciente (N. Watt), en el actual diálogo ecuménico (F. R. Garrapucho) y en la cultura y sensibilidad feminista actual (M. Ramos). Los trabajos fueron acompañados por la celebración eucarística en el Santuario de la Quinta Angustia, de Cacabelos, en el monasterio de las Concepcionistas y en la Basílica de la Encina de Ponferrada en la Misa de clausura.

El Congreso celebró sus sesiones en el Teatro Bergidum, de la ciudad ponferradina. La devoción de los cristianos de estas tierras a su patrona se pudo palpar en su acogida y asistencia entusiasta al Congreso, un éxito de la Basílica de la Encina y de la Cátedra Claret, de la Pontificia de Salamanca, patrocinada por la Congregación de Misioneros del Inmaculado Corazón de María y dedicada a la promoción de la religiosidad popular. 

En el nº 2.658 de Vida Nueva.

Actualizado
01/05/2009
Compartir