Miles de personas dicen en la calle ‘no’ al aborto

Los manifestantes reclaman al Gobierno que “aborte” la reforma de la Ley

manifestacion-aborto(M. de Miguel) El aborto tiene dos víctimas. El hijo es víctima de un asesinato, y la madre, de un engaño”. Con estas palabras, Paloma de Cendra, miembro de Derecho a Vivir (DAV), resumía el propósito de la denuncia por la que, el 29 de marzo, una multitud de ciudadanos recorrió el centro de Madrid en La Marcha por la vida, iniciativa convocada por HazteOir.org, Derecho a Vivir, Médicos por la vida y Grupo Pro-Vida Madrid, y a la que no se sumó el Foro Español de la Familia. Bajo el lema No existe el derecho a matar, existe el derecho a vivir, más de medio millón de personas -según los organizadores- se manifestaron en contra de la reforma de la Ley del Aborto. 

Pancartas en las que se podían leer frases como Aído deja a las niñas de 16 años en paz; Mujer sí, aborto no; o Abortemos la Ley, no la vida evidenciaban la intención de la protesta, que coincidió con más de medio centenar de concentraciones en toda España.

No es verdad que esta Ley esté defendiendo el derecho de las mujeres. No es verdad que esta Ley esté buscando lo mejor para ellas. El aborto va en contra de la mujer. No es una solución a un problema. Es el verdadero problema”, aseveró De Cendra ante los congregados.

La doctora Gádor Joya, portavoz nacional de DAV, fue la encargada de leer el manifiesto, igual que se hizo en ayuntamientos de distintos puntos de la geografía española. El texto comenzaba resaltando “la evidencia científica de que desde el momento de la fecundación existe vida humana digna de ser respetada y protegida”, para luego añadir que “el aborto supone la muerte violenta de un ser humano y un terrible drama para la mujer que lo sufre”.

Al cierre de este número, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, tenía pendiente una reunión con miembros de estos colectivos provida.

Apoyo de la CEE

Estas movilizaciones, encuadradas dentro de la Semana por la Vida, coincidieron con la campaña de la CEE contra el aborto y la celebración de la Jornada por la Vida, el día 25, que llenó catedrales y parroquias de celebraciones eucarísticas y de conferencias y cursos de formación sobre el derecho a la vida.

La manifestación de Madrid no contó con la presencia de ningún obispo, aunque, según los organizadores, la misma contó con su visto bueno. Incluso el obispo responsable de la Subcomisión Episcopal por la Vida animó a los católicos a sumarse a la protesta y vio con buenos ojos, según Europa Press, “cualquier iniciativa que promuevan los fieles laicos para defender el derecho a la vida”.

En el nº 2.655 de Vida Nueva.

Actualizado
03/04/2009
Compartir