El Episcopado cubano renueva sus cargos

Dionisio García Ibáñez, arzobispo de Santiago de Cuba, nuevo presidente

dionisio-gc2aa-ibanez(J. L. C. Foto: Araceli Cantero) El arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García Ibáñez, fue elegido nuevo presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) para el próximo trienio en el marco de la Asamblea Plenaria de este organismo celebrada a finales de marzo. García Ibáñez, que en declaraciones a la agencia EFE se ha referido a su nombramiento como “parte del cambio normal” que debía producirse en la cúpula episcopal, sucede en el cargo al arzobispo de Camagüey, Juan García Rodríguez.

Junto a él, el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, y el obispo auxiliar de esta archidiócesis, Juan de Dios Hernández, ocuparán la vicepresidencia y la secretaría general, respectivamente. Completan el Comité Permanente de la COCC el arzobispo de Camagüey, Juan García Rodríguez, y el obispo de Holguín, Emilio Aranguren.

El resultado de las elecciones episcopales, así como la renovación de responsabilidades en las diversas estructuras pastorales, han sido publicados en la web de la COCC, si bien no se precisan los temas que fueron abordados en el transcurso de la Plenaria.

Ya como nuevo presidente de la Conferencia Episcopal, Dionisio García Ibáñez habló de la relaciones Iglesia-Estado en la isla, recordando que en los últimos años ha habido una comunicación “provechosa para todos, para la sociedad en general”, y que quieren seguir trabajando “en esa línea”, informa EFE. “Estamos viviendo desde el punto pastoral un momento fuerte, de celebraciones -añadió el prelado, según la misma fuente-, en el que la Iglesia continúa su plan de presencia, su misión evangelizadora”.

Año Jubilar del Cobre

La elección del arzobispo de Santiago de Cuba coincide con el trienio preparatorio (2008-2011) y el Año Jubilar (2012) para celebrar los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, cuya comisión organizadora él preside. Sus planes son “continuar con el trabajo en este proceso para celebrar estos tres años intensos de preparación pastoral en las comunidades, con acciones misioneras y caritativas”, desveló a la citada agencia.

Dionisio García Ibáñez nació hace 64 años en Guantánamo. En 1980, ingresó en el Seminario de La Habana. Concluidos sus estudios, fue ordenado sacerdote en 1985. Una década después, Juan Pablo II le nombró obispo de la recién creada diócesis de Bayamo-Manzanillo. El 10 de febrero de 2007, fue promovido por Benedicto XVI a la sede de Santiago de Cuba y, desde 2006, era vicepresidente del Episcopado del país.

En el nº 2.655 de Vida Nueva.

Actualizado
03/04/2009
Compartir