“Un servicio amable, humilde y cercano”

Sebastiá Taltavull, ordenado obispo auxiliar de Barcelona

nombram-taltavullnombram-taltavull-2(Jordi Llisterri– Barcelona) Pido la fuerza necesaria para que mi servicio sea amable, humilde, cercano a todos y hecho con la sencillez de Jesús que aprendemos en el Evangelio”. Esta fue la petición que realizó en sus primeras palabras pronunciadas al finalizar la ceremonia de su ordenación episcopal como nuevo obispo auxiliar de Barcelona el sacerdote menorquín Sebastià Talvavull. Más de una treintena de obispos y unos 400 sacerdotes le acompañaron en una ceremonia que, presidida por el arzobispo de la diócesis, el cardenal Lluís Martínez Sistach, junto con el nuncio Manuel Monteiro, y el que había sido su obispo en Menorca, Joan Piris (ahora titular de Lleida), se celebró el pasado día 21 en la catedral de Barcelona.

El obispo Taltavull -cuyo lema episcopal es Vosotros sois mis amigos– también dirigió unas palabras a los representantes de la sociedad civil, encabezados por el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, el vicepresidente del Gobierno catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, y el vicepresidente del Congreso de los Diputados, Jorge Fernández Díaz. Se dirigió a todos ellos para asegurarles que “vuestra presencia me hace pensar que el trabajo de la Iglesia interesa por su implicación valiosa en la construcción de la sociedad, de la que todos somos ciudadanos y servidores.” También se desplazaron a Barcelona más de un centenar de menorquines, entre ellos, buena parte del clero y varios representantes de las instituciones insulares.    

nombram-taltavull-3En la homilía, el cardenal Martínez Sistach agradeció a Benedicto XVI la respuesta a su petición de contar con un obispo auxiliar y enumeró las obligaciones principales del servicio episcopal que derivan del Evangelio, y que recoge el Vaticano II. Entre ellas, remarcó la caridad pastoral, más necesaria “hoy especialmente, a causa de la crisis económica. Este servicio y amor nos piden que lo realicemos sobre todo hacia nuestros hermanos y hermanas que atraviesan por momentos de graves necesidades”. El arzobispo también le pidió una especial dedicación a su auxiliar a “aquéllos que quizá se han desviado de alguna manera del camino de la verdad o ignoran el Evangelio y la misericordia salvadora de Cristo”.

Tras más de treinta años realizando su labor pastoral entre Menorca y Cataluña, y después de tres años en Madrid al frente de la Comisión de Pastoral de la CEE, Sebastià Taltavull es ahora el único obispo auxiliar de Barcelona en ejercicio tras el fallecimiento de Joan Carrera el pasado octubre. El primer acto pastoral que presidió Taltavull el mismo día de su ordenación por la tarde fue una vigilia de oración para las vocaciones sacerdotales en el seminario de la diócesis, que celebraba una jornada de puertas abiertas.

En el nº 2.654 de Vida Nueva.

Actualizado
27/03/2009
Compartir