La Palabra de Dios, a debate en la UPSA

Varios especialistas reflexionan sobre el tema del reciente sínodo de los obispos

pena-y-tonini(Texto y foto: Roberto Ruano– Salamanca) Con el lema La Palabra de Dios hoy: en la vida y en la misión -en alusión directa al tema del Sínodo de los Obispos celebrado en Roma el pasado mes de octubre- se ha celebrado recientemente la 10ª edición de la Cátedra Ernesto Ruffini en la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA). 

José Manuel Sánchez Caro, catedrático de Sagrada Escritura de la Facultad de Teología, inauguró el ciclo departiendo sobre la Palabra de Dios. Gonzalo Tejerina Arias, Decano de la Facultad y profesor de Teología Fundamental, con la conferencia La Palabra que espera el hombre, expuso las limitaciones que presenta el hombre de cada tiempo, la necesidad que hay de una salvación y la posible intervención salvadora de la Trascendencia. 

Desde el campo de la moral, los catedráticos José-Román Flecha y Ángel Galindo disertaron sobre la moral que aparece tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento y las claves bíblicas de la Moral Social, respectivamente. Palabra de Dios y Liturgia fue el núcleo de la conferencia pronunciada por el profesor José María de Miguel, que expuso la conceptualización de Liturgia y el significado y las implicaciones de la celebración litúrgica de la Palabra.

Clausuró el encuentro el profesor de Espiritualidad Miguel Anxo Pena, quien subrayó la estrecha vinculación entre la Palabra y la espiritualidad: “Nuestra vida está cargada de múltiples palabras que ahogan y no dejan oír la voz de Dios, especialmente a partir de la Escritura. Se precisa un esfuerzo para relacionar nuestra vida con la experiencia del Pueblo de Dios. La simple lectura atenta no agota el sentido de la Escritura, sino que amplía sus posibilidades”. Partiendo de la necesidad de escucha, lo que tradicionalmente se conoce como el ansia de Dios, propuso la recuperación del método clásico de la Lectio Divina.

Apoyo a la investigación

La Cátedra fue inaugurada en 1998 para conmemorar los 50 años de la Declaración de los Derechos Humanos y el 30º aniversario del fallecimiento del cardenal Ruffini, en reconocimiento a su bagaje intelectual como profesor de Sagrada Escritura y Consultor de la Comisión Bíblica. Desde entonces, se ha dedicado a apoyar la investigación y la docencia en campos como los Estudios Bíblicos, la Eclesiología, la Antropología Cristiana, la Historia y la Teología del Vaticano II o la Doctrina y la Práctica Social de la Iglesia.

En el nº 2.651 de Vida Nueva.

Actualizado
06/03/2009
Compartir