Barcelona propone una santa para los jóvenes laicos

(J. Llisterri) El Arzobispado de Barcelona ha iniciado el proceso de beatificación  de Rosa Deulofeu, una laica que fue delegada de juventud de la diócesis hasta su muerte. El cardenal arzobispo Lluís Martínez Sistach lo anunció coincidiendo con el quinto aniversario de la muerte de Deulofeu, víctima de un cáncer a los 44 años. El cardenal la presentó como “un buen testimonio, para los laicos y laicas, para los cristianos y cristianas y, especialmente, para la juventud de nuestras diócesis”.

La trayectoria eclesial de Deulofeu esta plenamente dedicada a la pastoral juvenil en Cataluña. Fue presidenta de los Centros de Esplai católicos, coordinadora de la Pastoral Juvenil en Cataluña e impulsó la Acción Católica General de jóvenes. Delegada de juventud de Barcelona durante diez años, organizó el Encuentro europeo de Taizé del 2000 en esta ciudad. En su funeral, el Hermano Roger se sumó al duelo de la diócesis y envió un mensaje personal de recuerdo y oración. 

Pero los méritos que le son más reconocidos son su capacidad para integrar distintas sensibilidades y tendencias, así como su forma de fomentar el trabajo conjunto para la evangelización del mundo juvenil. En el año 2004 se presentó una primera selección de los escritos de Rosa Deulofeu en el volumen que lleva como título Rosa, la sonrisa de la fe

En el nº 2.645 de Vida Nueva.

Actualizado
23/01/2009
Compartir