“Lo nuestro no es brillar, sino servir”

Asenjo toma posesión como arzobispo coadjutor de sevilla

(Juan Ramón Barbero– Sevilla) El pasado 17 de enero, Juan José Asenjo Pelegrina (Sigüenza, 1945), tomó posesión como nuevo arzobispo coadjutor de la Archidiócesis de Sevilla con un mensaje de humildad y servicio. “Pedid al Señor que en el ejercicio de mi ministerio sea siempre humilde y cercano a los fieles, porque lo nuestro, como afirma san Gregorio Magno en la Regla Pastoral enviada a san Leandro, arzobispo de Sevilla, en el año 595, no es sobresalir, sino aprovechar, no es brillar, sino servir”. Un compromiso que resonó, sereno y firme, en la catedral ante más de 3.000 personas en un acto cargado de solemnidad y simbolismo, que gozó de un gran apoyo popular, civil y eclesial. El nuevo arzobispo estuvo también arropado por 44 prelados, entre ellos el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo.

En un mensaje marcadamente eclesial, Asenjo indicó que venía “a colaborar en la edificación de esta Iglesia, a la que deberé amar, servir y dedicar todas mis energías”. Una Iglesia, siguió, “tempranamente evangelizada y con una historia es- plendorosa que a lo largo de los siglos ha dado admirables frutos de santidad”. 

También hizo, quien fuera secretario general de la CEE, una mención a sus prioridades evangélicas: “Si tengo que mostrar alguna preferencia, que sea por los niños y jóvenes, las familias, los enfermos, los pobres, los que no cuentan, los inmigrantes y todos aquellos que son las primeras víctimas de la crisis económica”. 

Después de recordar las palabras de Benedicto XVI en el inicio de su magisterio, en las que decía que “nuestro trabajo ha de consistir en procurar una Iglesia más libre, más viva, más valiente y más joven”, el cardenal Amigo, que presidió la ceremonia, aseveró que “nunca agradeceremos suficientemente al Santo Padre el habernos concedido un arzobispo coadjutor” para la sede hispalense.  

Amigo Vallejo, agradecido

Tras este agradecimiento, el cardenal  Amigo señaló también que Asenjo (hasta ahora obispo de Córdoba) tiene una gran experiencia “en la relación con las más diversas instituciones, amplio conocimiento de las estructuras diocesanas y del gobierno pastoral de una diócesis y acercamiento y asimilación de la cultura religiosa de Andalucía”.

Entre las autoridades asistentes figuraban el presidente del Congreso de los Diputados (José Bono), los alcaldes de Sevilla (Monteseirín) y Córdoba (Aguilar), el delegado del Gobierno en Andalucía (Garzón) y el vicepresidente de la Junta (José Antonio Griñán). Asistieron también unos mil sacerdotes, además de numerosos religiosos y miembros de asociaciones, movimientos y hermandades. 

En el nº 2.645 de Vida Nueva.

Actualizado
23/01/2009
Compartir